No al Imperialismo

Todas las entradas

Contacto

Administrador:

ccc2008mcy@gmail.com

FRASES:

“Si la edificación del porvenir y su determinación definitiva no nos incumbe, conocemos, en cambio muy bien nuestra misión actual: me refiero a la crítica implacable de todo el orden existente, crítica implacable por qué no retrocede ante ninguno de sus resultados ni tampoco ante los conflictos con los poderes del día”
Carlos Marx


“El gobierno siempre se pone de parte de los poderosos defendiendo sus intereses, pero los intereses de los pobres los tiene que defender la propia comunidad organizada”.
P. Álvaro Ulcué.
Cabimas 2008. Con la tecnología de Blogger.

Social

Quienes Somos

Mi foto
“Yo he sido tierra desangrada y tan solo me han restañado mis heridas con el falso bálsamo de un utópico progreso donde la verdadera cultura ha sido nula. Mis hijos tan sólo se han contentado en ver alzarse tormentosos, chupadores de mi savia. Me han llenado de úlceras; pero hoy me he sentido con mi corazón repleto de alegría y esperanza ante la presencia de este evento que me ha traído un mensaje de un porvenir espiritual que redundará en progreso material, también. Así lo dice hoy la ciudad de Cabimas en este día glorioso”. Salvador Valero. Cabimas 1970.

Ultima Entrada

Una Opinión No-Cinematográfica EL HIJO DE SAÚL

Liberate

Entrada Popular

Se tu, SER

Recent Posts

Archivo del blog

Like on Facebook

Text Widget

Contact Us

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Recent Posts

PUEBLO ellos SON:

PUEBLO ellos SON:
NO te dejes engañar, un DISCURSO con otra ACCION = FASCISMO
Si consideramos la valoración, para nada ilógica que la sociedad se moldea sobre la dinámica comunicacional que contiene, por lo cual, elementos críticos a la comunicación y por ende a la sociedad, individualista, alienante, transculturizante, entre otros elementos disociadores, han propuesto y propulsado herramientas para que el pueblo organizado se de sus propios mecanismos de comunicación, alternativos.
En esta dialéctica, hoy, varias décadas de aquellos propulsores, las realidades son otras, pero las condicionantes no han variado sustancial ni sustantivamente, lo niveles de atropello y dominación de las estructuras de poderes fácticos sobre las estructuras de comunicación.
Si, se aprecia un avance conciente de comunidades que han percibido la necesidad de darse estructuras de comunicación que no respondan a los intereses del mercado, de las esferas religiosas, de los sectores políticos, ni de las estructuras del Estado, todos poderes que deberían estar sustentados sobre la participación protagónica de las y los vecinos donde hacen vida en las comunidades, sin embargo, la mayoría de las veces, la aplastante mayoría, no es así. Los procesos decisorios, del mercado, de la Iglesia, del Estado y de los partido políticos, en nuestra América, siguen estando disociados de las estructuras populares organizadas, salvo excepciones, pero no llegan ni cerca de ser la regla, son –lamentablemente, por ahora- la excepción. Y sobre eso es donde debemos, como colectivos vinculados a los procesos comunicacionales, batallar, concienciar, debatir, comunicar, con el otro, con la comunidad, en la comunidad, diagonalmente, transversalizando todos y cada uno de los segmentos sociales, para en colectivo construir un discurso colectivo y colectivizante, de las problemáticas, pero por sobre todo de las conquistas que el pueblo organizado logra a diario, y que no se transforman en titulares de prensa, no por desconocimiento –que sí se da en algunos casos- sino, la mayor de las veces, por que no responde a los intereses de clase, ni estratégicos ni dialécticos del sistema comunicacional imperante.
Víctor Manuel Rodríguez /EICP/ANMCLA Táchira.
La horizontalidad en la comunicación nos permite establecer una relación de iguales entre los diferentes participantes en el evento comunicacional, lo que se puede traducir en una democratización en el intercambio de mensajes que alimentarán los conceptos que manejamos.

En este sentido, se debe considerar que la comunicación no está disociada de la formación, y viceversa. En ambos aspectos los elementos se complementan y retroalimentan de tal forma que hacen posible la emisión, la recepción, decodificación, interiorización de los mensajes para su posterior reproducción a nuevos circuitos de comunicación.
Edgar Jaimes (*)

En un artículo anterior (La Revolución NECESARIA: una visión más allá del Socialismo), escribí que: 

…es falaz atribuirle al socialismo el colapso económico de una nación porque como modelo de organización social jamás ha existido, ni existe; me estoy refiriendo al verdadero socialismo que sigue siendo una visión liberadora de la sociedad como un todo, aún por realizarse, y no una realidad concreta como el
capitalismo.”
A raíz de este comentario varias personas me han formulado la siguiente interrogante: ¿Qué es entonces el socialismo que propugna Chávez: una utopía o un fraude?

Utopía no es, ya que como visión liberadora de la sociedad está muy lejos de prefigurar el verdadero Socialismo, sistema en el cual la gente y las instituciones que lo estructuran están guiadas principalmente por la razón y la ética. En la Venezuela del 2010 la visión dominante es la de un régimen militarista que acentúa cada vez más tendencias negativas en el seno de la sociedad, reproduciendo las cualidades de un régimen socio-político donde lo característico es la opresión, la tiranía y la desesperanza más absolutas, es decir: la consolidación de una autocracia de corte Neo-Fascista.
Terremoto en Chile
Por Clase contra Clase de Chile
-------------------------------
1.- La catástrofe nacional surgida con el terremoto de un día atrás, generó una crisis social de magnitudes históricas que están sufriendo los trabajadores y el pueblo pobre. Ante eso, ya hemos empezado a ver los primeros focos de saqueos donde sectores obreros y populares, ante la nula respuesta de abastecimiento de alimentación y servicios básicos por parte del gobierno y ante la desesperación de estar totalmente desamparados, están reaccionando con saqueos para poder acceder a los niveles mínimos de alimentación. Ante eso, la derecha encabezada por Piñera ha salido reaccionando para exigir nuevos ataques a la población trabajadora: exigieron que las Fuerzas Armadas se hagan cargo de restaurar el “orden público” ante estos focos de saqueos. El gobierno hace algunas horas anunció “Estado de excepción” en la región del Maule y Bio-Bio durante un mes, esto es, que se suspenden las libertades democráticas y las Fuerzas Armadas se hace totalmente cargo de la situación, de la administración de las regiones, del abastecimiento y de la seguridad nacional, además de haber un toque de queda desde las 21 horas. Este es un ataque a los trabajadores y el pueblo pobre, que ya preanuncia la entrada de la derecha al gobierno con mayor represión y la entrada de las Fuerzas Armas como un protagonista activo en la situación nacional.

2.- Rechazamos toda criminalización y represión hacia el pueblo trabajador que solamente se vio empujado a responder a sus dramáticas necesidades.
por : FT-CI - Fracción Trotskista - Cuarta Internacional
---------------------------------------------
El terremoto que arrasó Haití el pasado 12 de enero produjo una verdadera catástrofe en el país más pobre del continente. Según la ONU, 3 millones de personas, casi un tercio de los 10 millones de habitantes, han sido afectadas directamente, mientras que el propio gobierno haitiano afirma que los muertos podrían superar los 200.000. La ONU también alertó que el número de víctimas puede duplicarse a causa de las epidemias e infecciones, que podrían desatarse como consecuencia de la falta de agua y el estado de descomposición de los cadáveres.

La ayuda humanitaria prometida por las potencias imperialistas, las mismas que han hundido a Haití en la miseria, no llega a los millones que sobreviven en las calles de la capital, Puerto Príncipe, sin agua, comida ni atención médica, ya que la prioridad no es salvar la vida de los haitianos empobrecidos sino rescatar a los miles de funcionarios de Naciones Unidas, ONG y tropas extranjeras que ocupan el país.

A pedido de la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton y de la élite local, que temen la revuelta social de los millones de haitianos que se han quedado sin nada, el gobierno proimperialista de René Préval proclamó el 18 de enero el estado de emergencia, equivalente a la ley marcial, que le dará una cobertura legal al accionar represivo de los soldados norteamericanos que están llegando al país.

Como si esto fuera poco, Obama designó a los ex presidentes Bill Clinton y George Bush, ambos responsables de la injerencia imperialista en Haití, como encargados para recaudar fondos para la ayuda humanitaria entre las corporaciones y la élite política, a pesar del enorme cuestionamiento que recibió Bush por su actuación escandalosamente racista hacia la población mayoritariamente afroamericana de Nueva Orléans, tras la catástrofe causada por el huracán Katrina en 2005.

Más allá de los discursos humanitarios, la política de Obama es poner a Haití bajo tutela militar de Estados Unidos y controlar la distribución de la ayuda humanitaria, incluso en detrimento de otras potencias imperialistas, como Francia. Con este objetivo, el gobierno norteamericano envió 10.000 soldados adicionales para proteger los intereses de las multinacionales y la clase dominante haitiana contra la ira de los pobres y evitar que se desate una oleada migratoria hacia Estados Unidos.

Subscribete via email

Introduce tu e-mail y recibe nuevas publicaciones en tu correo:

Impartido por FeedBurner

Nota: Confirma tu suscripción en tu E-mail. sino esta en bandeja de entrada, puede que este como spam

EXPRESATE!

Audio Video

Author

Buscar en el blog