No al Imperialismo

Todas las entradas

Contacto

Administrador:

ccc2008mcy@gmail.com

FRASES:

“Si la edificación del porvenir y su determinación definitiva no nos incumbe, conocemos, en cambio muy bien nuestra misión actual: me refiero a la crítica implacable de todo el orden existente, crítica implacable por qué no retrocede ante ninguno de sus resultados ni tampoco ante los conflictos con los poderes del día”
Carlos Marx


“El gobierno siempre se pone de parte de los poderosos defendiendo sus intereses, pero los intereses de los pobres los tiene que defender la propia comunidad organizada”.
P. Álvaro Ulcué.
Cabimas 2008. Con la tecnología de Blogger.

Social

Quienes Somos

Mi foto
“Yo he sido tierra desangrada y tan solo me han restañado mis heridas con el falso bálsamo de un utópico progreso donde la verdadera cultura ha sido nula. Mis hijos tan sólo se han contentado en ver alzarse tormentosos, chupadores de mi savia. Me han llenado de úlceras; pero hoy me he sentido con mi corazón repleto de alegría y esperanza ante la presencia de este evento que me ha traído un mensaje de un porvenir espiritual que redundará en progreso material, también. Así lo dice hoy la ciudad de Cabimas en este día glorioso”. Salvador Valero. Cabimas 1970.

Ultima Entrada

Una Opinión No-Cinematográfica EL HIJO DE SAÚL

Liberate

Entrada Popular

Se tu, SER

Recent Posts

Archivo del blog

Like on Facebook

Text Widget

Contact Us

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Recent Posts

PUEBLO ellos SON:

PUEBLO ellos SON:
NO te dejes engañar, un DISCURSO con otra ACCION = FASCISMO


Por: Abajo firmantes Fecha de publicación: 02/12/09; 11 puntos y 3 conclusiones.
Las organizaciones abajo firmantes, quienes hemos venido apoyando la lucha del pueblo Yukpa en el proceso de recuperación de sus tierras ancestrales, queremos dar a conocer ante la opinión pública lo siguiente:

1. El día Martes 24 de Noviembre la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal del Estado Zulia declaró sin lugar la apelación de la sentencia penal condenatoria emitida por el tribunal de Primero de Control de la Villa del Rosario, constituyéndose en última instancia revisora de la misma, luego de lo cual pasa a ser sentencia definitivamente firme.

2. Que el proceso penal iniciado contra SABINO ROMERO, OLEGARIO ROMERO y ALEXANDER FERNÁNDEZ además de desconocer su condición de autoridad indígena y ciudadano con plenos derechos en una sociedad multiétnica y pluricultural, se ha caracterizado por la violación continua, sistemática y progresiva de las garantías procesales básicas, la descarada vulneración de sus derechos humanos y los de sus familiares ( la presunción de inocencia, derecho a la defensa, a la igualdad procesal, a la información, a la comunicación, a la integridad personal, al libre tránsito, etc), así como todos los demás derechos reconocidos y ratificados por el Poder Popular, a los Pueblos y Comunidades Indígenas durante el proceso constituyente por representar un aporte esencial en proceso de construcción de una alternativa socialista.
A Ricardo Fernández Barrueco, se le llama el Rey de Mercal, la red de distribución de alimentos que montó el gobierno venezolano.

¿Cuál es el origen de su dinero y cuanto tiene? ¿Quienes son sus cómplices?
¿Quienes son sus contactos políticos que les permitieron tantos negociados incluyendo comprar bancos de forma autorizada?
¿Como pudo hacer tanto dinero en tan corto tiempo?

¿Quién es Ricardo Fernández Barrueco?
Se trata de un venezolano que se crió en la Candelaria y su padre, español de origen, administraba el estacionamiento del Hilton. En 1989-1990 regresa de viaje de España, representando al numerario del Opus Dei, Ángel Martín Caloto, dueño de Astilleros Santo Domingo, en España, a través de una operación que quería hacer con unos barcos del grupo Benacerraf (Banco Unión).

Se vincula y asocia con Hernán Fernández usando la oficina de Codiprof en la torre EXA en Caracas como su oficina personal. Hernán, hijo de Erasto, y vinculado con L.S. y Alexis Bolívar, era Jefe de la escolta del candidato Carlos Andrés Pérez, quien gana las elecciones. A la salida del hombre de las dos cedulas Breleslaou, lo designan en ese puesto Jefe de la Escolta civil. Ricardo Fernández accede a hacer negocios desde la presidencia junto con el yerno de Caloto y realizan un negocio con el grupo Calvo, que había comprado las instalaciones de Morris E. Curiel & Son en Guanta, la famosa atunera de Guanta, hoy propiedad de Ricardo Fernández, llamada Fextun.

Ricardo Fernández, muy joven, por cierto, comenzó a crecer y diversificarse a raíz del paro petrolero, cuando colocó su enorme red de camiones de carga, una de las más grandes de Suramérica, al servicio del gobierno, para distribuir alimentos. Es propietario de dos grupos industriales, Proarepa y Pronutrico, grandes productores de harina de maíz y proveedores de Mercal.

Así mismo adquirió el 40% de Monaca, una de las cien mayores empresas de Venezuela, molinera de trigo. Fernández Barrueco se ha internacionalizado y hoy posee una procesadora de atún en Ecuador y ocho barcos atuneros, con bandera extranjera. El negocio atunero no le es nuevo. En el estado Sucre posee varias empresas congeladoras de atún.

La información detallada a continuación está tomada de un estado financiero auditado externamente hasta el 31 de diciembre de 2005, que fue hecho por Alcaraz Cabrera Vázquez, la filial venezolana de la firma KPMG. No refleja las recientes adquisiciones de Banpro, Banco Confederado y otros bancos. Para aquella fecha, Fernández Barrueco alegó un patrimonio neto de más de $ 1.6 mil millones (32,4 millones de dólares en efectivo, $ 411,2 millones en “valores negociables”, más de $ 1.14 mil millones en acciones comunes, 2 millones de dólares en efectivo el valor de una póliza de seguro de vida, personales y hogares valor de US $ 16,2 millones), algo así como 9 billones (con “b” de bolivariano) de bolívares de antes. Sus únicos pasivos fueron de $ 18.977 de los impuestos sobre la renta, presumiblemente debidas al gobierno venezolano. Si eso fue hace cinco año, ¡¿cuánto capital habrá amasado de entonces a esta parte?!

• Al 31 de diciembre de 2005 es el propietario de 41 empresas, principalmente en servicios, agricultura, agroindustria, pesca, productos forestales y el transporte marítimo.

Propietario de 41 empresas, principalmente en servicios, agricultura, agroindustria, pesca, productos forestales y el transporte marítimo:

Servicios: Almacenes y Transportes Cerealeros ATC CA; ATC Administradora de Transportes de Carga CA; Distribuidora Procasa CA; Distribuidora Procampo CA y América Food Grain Inc.

Agricultura: Agropecuaria Puerto Miranda CA; Ganaderia El Gran Cebú CA; Productores de Sementales y Semen, Prossemen CA; Ganaderia Portuguesa CA; Agropecuario Fundo Rancho Grande CA y Agropecuaria El Tesoro CA.

Agroindustria: Maizera Proarepa Industria Venezolana CA; Industria Venezolana Maicera Pronutricos CA; Venarroz RSA CA; Monaca Molinos Nacionales CA, Derivados de Maíz Seleccionado Demaseca CA; Productos y Financiamientos Agrícolas CA Profinca; Consorcio Agropecuario Venezolano Coave CA; Ríos Algodonera del Sur CA, la Corporación Agropecuaria Integrada CAICA CA y Grasas GRASOCA de Oriente CA.

Bosque / Productos de Madera: Forestal Trillium Venezuela LLC; Industrias Kondor CA; Ecoforestal Consorcio Venezolano CA; Ecoflorestal LTDA Roraima (Brasil); Tukan CA y Forestal Guyana Inc.

Pesca comercial: FEXTUN Fabrica de Exquisiteces de Atún SA; Frigosa- Frigoríficos de Oriente SA; Agricola Palmarichal CA; Agrícola La Providencia CA; Aeroatun Venezuela CA; Aeroatun Panamá, SA; Aeroatun EE.UU. Corp, y Mayapesca SA (Guatemala).


Marítimo-Naval: Naviera Surantillana CA; Remorca-Remolcadoras de Oriente CA; Naviera Comercial Internacional, SA; industrial Naviera Internacional SA; Naviera Interamericana del Norte SA, y Astillero Braswill Internacional SA.

Mas compras…más dinero….mas negocios….

Banco Canarias y Mi Banco cambian de manos


Dos instituciones financieras cambiaron de dueños en las últimas semanas: Mi Banco y Banco Canarias, que fueron vendidos por montos que aún se desconocen y que esperan por el permiso de la Superintendencia de Bancos y otras Instituciones Financieras para que concluya el proceso de compraventa.

En el caso del Banco Canarias, fundado en 1992 por un grupo de comerciantes de las Islas Canarias, el comprador es Ricardo Fernández Barrueco, que también es el propietario de Banco Confederado, Banpro y Bolívar Banco. De concretarse la transacción, el nuevo dueño tendría 5,1% del mercado en lo que se refiere a los depósitos totales de la banca, lo que sumaría 12,6 millones de bolívares.

Mi Banco fue uno de los últimos bancos de desarrollo que surgió con el auge de este tipo de instituciones hace cuatro años. Un grupo de inversionistas especializados en banca, como la familia Carrillo Batalla, se inició en el negocio de captar clientes para el otorgamiento de microcréditos, contando con la asesoría de expertos colombiano.

La Familia Fernández Barrueco
Hoy en día, Fernández Barrueco es considerado “el nuevo Cisneros” de Venezuela y su emporio abarca el transporte, la industria agrícola y alimenticia, y la energía. Sus más conocidos grupos empresariales, Proarepa y Pronutrico, son los principales proveedores de harina de maíz precocida y otros productos para la Misión Alimentación, del Ministerio de Poder Popular para la Alimentación, a través de la empresa Mercados de Alimentos C.A. (Mercal).

Compra Molinos Nacionales en 2008
Barrueco compró el 40% de Molinos Nacionales C.A., que está entre las
100 mayores de Venezuela, al grupo mexicano Maseca. El monto no se ha revelado oficialmente, pero se ha señalado que fue $ 65,6 millones. También posee Rotch Energy Holdings, broker de la estatal de petróleos de Venezuela Pdvsa.

Compra de Atuneras en Ecuador en 2008
La familia Fernández Barrueco, conocida por su cercanía con el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, extendió sus inversiones a Ecuador. Pespesca S.A. es la nueva procesadora de atún y sus accionistas son las panameñas Comercial Atunera y Corporación Pesquera Marinero F., ambas representadas por el venezolano Ricardo Fernández Barrueco. Además, la familia tiene una flota de unos ocho barcos con banderas de Panamá, Guatemala y Venezuela, que descargan en Manta.
El negocio pesquero no le es nuevo. En el estado Sucre (Venezuela) tiene la Fábrica de Exquisiteces de Atún (Fextún) y cinco pesqueras que venden atún congelado: Costa Dorada, Costa Brava, Costa del Sol, Costa de la Luz y Navisa.

Implicado en confiscación de un avión
La Agencia de Lucha contra las Drogras (DEA) de Estados Unidos confiscó un jet ejecutivo del empresario venezolano Ricardo Fernández Barruecos, accionista del conglomerado agroindustrial Proarepa, uno de los principales proveedores de harina de maíz precocido y otros productos para el programa Mercal. Según El Nuevo Herald, el avión –un Raytheon Hawker 800 modelo 1981– fue confiscado porque Fernández Barruecos burló normas federales al registrarlo con matrícula estadounidense. La ley de Estados Unidos establece que para mantener una aeronave con matrícula de ese país, el dueño debe ser ciudadano estadounidense o integrar una compañía en la que dos tercios de los propietarios lo sean. Estos supuestos no se cumplían en el caso de Fernández Barruecos, pues aunque el avión estaba a nombre de la sociedad American Food Grain, registrada en Delaware, ninguno de los propietarios de esa empresa -Arturo Minarro, Wladimir Abad y Fernández Barruecos- es estadounidense.

Negocios en Panamá
Es propietario de Fextun en Panamá desde el 24 de febrero de 2003, pero es en el 2006 cuando se habla de la presencia de un socio venezolano. Según el propio Fernández Barruecos el grupo maneja unas 3 mil fuentes de empleo en el país y 50 mil en total incluyendo a los países donde opera la empresa. Las granjas atuneras de Puerto Armuelles representan una inversión cercana a los $30 millones.

El Negocio Bancario el Inicio del Fin
Fernández fue el encargado de quitarle a Eligio Cedeño, hoy en prisión, varios de sus trofeos. Entre ellos, Banpro Banco Universal, que antes perteneció a la Familia Azpúrua Rodríguez, la cual se vio obligada a venderle a Cedeño luego que este por intermedio de José María Nogueroles y después de una larga disputa, pactara un acuerdo de venta por la institución. Ese pacto fue sellado en Puerto Rico, desde donde Nogueroles despachaba algunos asuntos.

Fernández también se quedó con el Confederado y Bolívar Banco. Más recientemente sumó a sus activos financieros el Banco Canarias, por el cual pagó $ 280 millones, y andaba buscando más que comprar.

Guerra Avisada
La resolución que la primera semana de noviembre adoptó el gobierno para que se informara, incluso al Banco Central de Venezuela, cuando se tuviera la intención de adquirir hasta un 10% de entidades financieras a través de una Oferta Pública de Adquisición (OPA) o de una Oferta Pública de Toma de Control (OPTC), no era gratuita y no vendría sola.

El gobierno ya estaba en alerta ante las frecuentes operaciones de compra de entidades bancarias, varias de ellas hechas por un mismo inversionista. La orden venía en camino y no tardó para que se pusiera coto al avance de Ricardo Fernández Barrueco en el sistema financiero.
Dispuesto a ampliar sus dominios y sumar al rompecabezas agroindustrial cuatro entidades financieras, Ricardo Fernández Barrueco concretó la compra de los bancos Bolívar, Banpro, Confederado y Canarias, pero dudas sobre el origen de los fondos, así como el incumplimiento de un cúmulo de normas administrativas, han desencadenado la actuación de las autoridades.

Junto a la intervención a puertas abiertas de los cuatro bancos, que entrega la administración al Estado y permite a los depositantes disponer de su dinero libremente, se ha tomado la decisión de invalidar la compra del Bolívar y el Canarias.

En el caso del Banco Bolívar, las autoridades ordenan "la no viabilidad del traspaso de las acciones a favor de la empresa Galopy Corporation International NV y su accionista Ricardo Fernández, por no demostrar el origen de los fondos para su adquisición y de los incrementos de capital social, experiencia en la actividad bancaria y capacidad patrimonial".

Fuentes financieras afirman que la operación entre Ricardo Fernández y los antiguos accionistas del Banco Bolívar incluye una cláusula de irreversibilidad amparada en el Código de Comercio.

Las dudas sobre la fuente de donde emana el dinero también abarcan al Banco Canarias, que al cierre de octubre cuenta con un capital de 274,2 millones de bolívares fuertes, de los cuales 270 millones, es decir, 98,5%, "no fueron autorizados por la Superintendencia por no demostrar el origen de los fondos".

En diciembre de 2008 los directivos del Banco Canarias le propusieron a la Superintendencia un plan para incrementar el capital, donde la empresa Credican y U21 aportarían 965 millones de bolívares fuertes a través de la compra de dos notas estructuradas.

La Superintendencia colocó una serie de objeciones al origen de los fondos.

Alí Rodríguez, ministro de Finanzas, señala que "hay una norma que fija la obligatoriedad. Si vas a comprar un banco (los fondos) pueden ser de corrupción, de narcotráfico, todo el que pretenda comprar acciones tiene que demostrar el origen de los fondos".

Para comprar el Canarias, Ricardo Fernández estructuró una ingeniería financiera donde Banpro, a pesar de tener prohibido realizar inversiones por el incumplimiento de los índices de solvencia patrimonial, adquirió las acciones del Canarias mediante una oferta pública.

El 29 de septiembre de este año la Superintendencia de Bancos ordenó a
Banpro "revertir la operación de compra".

Los créditos relacionados también están presentes. La Superintendencia detecta que tanto Bolívar, Confederado y Banpro conceden "financiamientos a través de sobregiros a las empresas pertenecientes al grupo Ricardo Fernández Barrueco".

En una de estas transacciones, registrada por la Superintendencia en un oficio del 26 de junio de 2009, se indica que el Banco Bolívar, a través de sobregiros en las cuentas corrientes, les presta a las compañías de Ricardo Fernández 398,4 millones de bolívares fuertes.

A raíz de incumplimientos en las reservas que los bancos deben tener para enfrentar la eventualidad de no cobrar créditos morosos, del índice de patrimonio que obliga a que el dinero propio represente al menos 8% de los activos y deficiencias de liquidez, la Superintendencia ordenó una serie de medidas que, entre otras cosas, prohibían realizar inversiones.

No obstante, Bolívar, Banpro y Confederado violan esta disposición y adquieren certificados de participación de la empresa Inverfactoring por
1.200 millones de bolívares y participaciones de Activos Corporativos AG
por 613 millones de bolívares a través de notas estructuradas.

Detenido en la Disip
A solicitud del Ministerio Público, el Tribunal 11° de Caracas acordó orden de aprehensión contra Fernández Barrueco. Se emitió por la presunta comisión de delitos previstos y sancionados en la Ley Orgánica contra la Delincuencia y en la Ley de Bancos. Al mediodía de ayer efectivos de la Dirección Nacional de los Servicios de Inteligencia y Prevención (Disip) allanaron la residencia de Fernández, quien no se encontraba allí.

A las 4:00 p.m. se presentó voluntariamente en la sede de la Disip, en El Helicoide, acompañado de sus abogados. Fue recibido por el director del cuerpo policial, Miguel Rodríguez Torres, Se le informó que debía permanecer en El Helicoide.

Corresponderá a los fiscales 53° y 73° nacionales, Ana Isabel Hernández y
Daniel Medina, respectivamente, presentarlo ante el Tribunal.

Fuentes: Noticiero Digital. El Universal Digital. Entérate Caracas. Globovisión. Unión radio. Notitarde.

De última hora:
“Somos víctimas del complot”

Por : Juan Carlos Zapata

En el entorno de Ricardo Fernández Barrueco lo reconocen: “somos víctimas de un complot”. Si la operación es cierta –tiene todos los elementos de serla- podemos estar en presencia de un conflicto de grandes proporciones que involucra todas las partes del poder.

1- Uno, la lucha de los boliburgueses que comienzan a competirse, y a envidiarse, y a aniquilarse visto que, señalan, los viejos capitales ya están derrotados.

2-La lucha intergrupal del poder político chavista: basta con leer la letra pequeña del Gabinete y de las vicepresidencias gubernamentales y de los conflictos regionales; no paran aquí las confrontaciones entre Diosdado, Ramírez, Alí, Carrizales, Adán, Argenis, Carreño, Maduro, y sus respectivos aliados.

3-La subida al complot de banqueros que se hicieron grandes en la crisis bancaria de los 90’ y que una vez más al ofrecer la cabeza de Ricardo Fernández –como en el pasado entregaron la de Gómez López- creen que con eso ya están a salvo.

4-La arremetida de Chávez que no termina de entender la dinámica del capital, o se hace. Queriendo sustituir a unos empresarios por otros ha propiciado a estos boliburgueses de gran tamaño. Defendió a Fernández en un Aló Presidente de marzo de 2006 y eso fue carta blanca para actuar. Y actuando, el grupo creció y salió de compras, y acumulando empresas y activos, despertó suspicacias, celos, y competencias.

¿Qué dijo el banquero europeo la semana pasada? Ser grande entraña muchos riesgos en la Venezuela de hoy. Eso pasa con Ricardo Fernández. Salió de compras y no se puso límites. Bancos, aseguradoras, telefónicas, barcos, contratos de petróleo, más ser el proveedor principal de Mercal y Pdval y líder en la producción de atún. Demasiado se dijeron los competidores.

Esto se transforma en un problema, apuntaron. ¿Qué viene después del poder económico? El poder político. Y ya la influencia de Fernández se hace sentir, sin necesidad de levantar el perfil ni dejarse ver. En consecuencia, desde el Gobierno y con varios empresarios de la vieja estirpe prestándose para la cirugía, parte el complot para echar por tierra la compra de Digitel. Los enemigos calentaron orejas. Alertaron: el hombre está creciendo mucho. Crecía y además se aliaba: a Pedro Torres que también compraba, a Omar Farías, que también crecía. Y junto a los aliados boliburgueses, también los aliados políticos.

Es así como en torno a Fernández hay una reacción de grupos. Como también hay otra en torno a Wilmer Ruperti, sólo que Ruperti se ha puesto a buen resguardo en el exterior, viviendo entre Nueva York, Madrid y Boston, haciéndose miembro del directorio de Rockefeller Center, vinculándose a la Escuela Naval de Massachusetts, y a la academia de Harvard, componiendo canciones, y pensando en su próximo paso: ser tiburón en Wall Street.

Lo difícil es terminar el complot. Lo complicado es ponerle punto final.
¿Qué van a hacer desde la Superintendencia de Bancos? ¿Obligarlo a vender todos los bancos? Ya él anda vendiendo el Bolívar. ¿Están midiendo en el Gobierno el impacto de la operación? ¿A quiénes favorecen tumbando a Fernández? Al capital tradicional, banqueros, Polar…

¿Qué pensarán los otros “empresarios amigos” de la revolución? Si hay complot contra Ricardo Fernández, ¿qué no puede haber contra los demás?
¿Vale la pena ser amigo del gobierno? ¿Vale la pena acercarse a factores del gobierno? ¿Vale la pena seguir arriesgando e invirtiendo?

De hecho, en medio de esta recesión, ahora es cuando el capital privado, cercano o lejano al gobierno, importa y es clave para salir de ella.

Fuente Americaeconomica

REPORTE CONFIDENCIAL
Premio Municipal de Periodismo Jesús Rosas Marcano

Director: Braulio Jatar Alonso. Productor de Noticias: Ángel Rojas Rausseo. Redacción Harnuvys Barrios. Investigación: Jesús Rojas. Especial: Yusnelly Villalobos
NUESTROS LUTOS

Con un indescriptible sentimiento de dolor e impotencia nos sumamos al duelo que enluta al Pueblo de Lara, a los sectores humildes y combativos de nuestra entidad ante el asesinato de nuestro querido Mijaíl Martínez, hijo de nuestro hermano de luchas Víctor Martínez.

Mijaíl fue un joven estudiante de cine, que desde su pasión por la imagen acompañó a su padre en numerosos programas televisivos y documentales desempeñándose como camarógrafo; curtiéndose en las luchas reivindicativas de cientos de trabajadores y de víctimas cuyos testimonios quedaron grabados en la cámara de Mijaíl y difundidos como una muestra de los atropellos a los cuales nos enfrentamos en todos los ámbitos de la vida social.

Actualmente trabajaba en el proyecto de un documental sobre los testimonios de impunidad, de los casos del Comité de Víctimas con quienes colaboró solidariamente desde su fundación.

Cabe destacar que el sicariato de nuestro compañero se produce precisamente cuando el gobernador anuncia la publicación de la primera lista de poliasesinos del clan Reyes-Figuera, que- según palabras del propio gobernador- asciende a 500 funcionarios incursos en delitos. Esta denuncia también ha sido sostenida por nuestro compañero Víctor Martínez, quien en reiteradas oportunidades denunció amenazas de muerte y atentados contra su persona y miembros de su familia.
Los testigos de tal vil acto señalan que Mijaíl se encontraba dentro de su casa cuando llegaron dos hombres preguntando por su papá y acto seguido dispararon hiriéndolo de muerte.

Una vez más se evidencia lo que el Comité de Victimas ha venido denunciando; el estado Lara fue convertido en territorio de violencia amparado por Luis Reyes Reyes desde la gobernación del estado y ahora desde la propia sede de Miraflores. Quedando clara la intención de silenciar las voces disidentes, las voces que han desenmascarado la política de crimen y de terror del Estado venezolano que en Lara ha engendrado las condiciones para que Policías delincuentes, secuestradores, sicarios y narcotraficantes actúen libremente y con total impunidad.
Ante este dantesco manual de atropello e impunidad el llamado es a librar una cruzada por la vida, alzados en una sola voz contra este criminal modo de dominación estatal. Buscamos el objetivo de la unificación de las luchas, que sólo alcanzaremos si se extiende la solidaridad y el apoyo efectivo superando los intereses parciales, coyunturales y oportunistas, fuera del Estado y contra el Estado.

¡¡MIJAIL MARTINEZ. SIEMPRE VIVIRÁS EN LA MEMORIA COLECTIVA DEL PUEBLO HUMILDE QUE ACOMPAÑASTE CON SOLIDARIDAD Y DESPRENDIMIENTO CLASISTA!!
SÓLO CON LA UNIÓN COMBATIVA DE LAS VICTIMAS PODREMOS ALCANZAR NUESTRAS REIVINDICACIONES

COMITÉ DE VICTIMAS-LARA
26 DE NOVIEMBRE DE 2009

Pablo Dávalos

Al parecer, América latina (Abya Yala) estaría ingresando en una época novedosa caracterizada por la recuperación de su soberanía y en un contexto de democracia, participación ciudadana y renovación política, en la que nuevos gobiernos progresistas y de izquierda, tratan de recuperar su soberanía y, al mismo tiempo, emprenden una amplia y profunda redistribución del ingreso a través de fuertes inversiones en educación, salud y bienestar social.

Se trataría casi de un cuento de hadas que es difícil de digerir porque un contexto tan idílico daría cuenta de que la compleja, difícil y desgarradora historia de América Latina (Abya Yala), de alguna manera, ha podido superarse y que la región ha empezado, de la mano de la democracia liberal, a transitar por aquellas alamedas de las que hablaba Salvador Allende.

Empero de ello, y contrariamente a lo que pueda creerse y esperarse, Abya Yala está entrando en una de las etapas más dramáticas de la acumulación del capitalismo. Si el neoliberalismo fue la avanzada de la guerra monetaria y económica en contra de la región, aquello que se está vislumbrando ahora en el horizonte amenaza con ser más traumático y tenebroso.

Abya Yala está regresando en el reloj de su historia a los primeros siglos de la acumulación del capital. A esa etapa en la que el capitalismo no tenía ningún escrúpulo, ninguna frontera, ninguna cortapisa. Ese mundo en el que no había ninguna ontología del hombre, ninguna moral y todo era permitido. Un mundo que fue descrito por Marx en los tintes más sombríos y, justamente por ello, realistas. Ese mundo se está perfilando en el horizonte de la región pero, lo que es más grave, para legitimarse y sostenerse está acudiendo al expediente de los discursos emancipatorios de la izquierda y de la resistencia de los movimientos sociales.

El síntoma de lo que está ocurriendo en Abya Yala puede intuirse en las elecciones en El Salvador cuando el FMLN ganó con un porcentaje mínimo al partido derechista ARENA, o en las elecciones de Uruguay en la que un domesticado Mujica sirve de cobertura para un neoliberal Astori, el verdadero centro del poder, o en la Asamblea de Naciones Unidas, en la que un Miguel d’Escoto acude al economista neoclásico Stiglitz, para comprender la crisis económica del capitalismo.

Es un tiempo de la historia paradójico y contradictorio el que está creando estas opciones políticas que, aparentemente, adscriben a tesis críticas con el sistema pero que son altamente funcionales al poder, al capitalismo, a la modernidad. En ese sentido, incluso la elección de Barak Obama en EEUU, marca esa transición en la dialéctica del poder en la que el discurso se mimetiza en función de la acumulación del capital.

Marx tenía razón: es el ser social el que determina la conciencia social y las ideas dominantes de una época son las ideas de la clase dominante. La crisis del capitalismo le obliga a la burguesía a un retorno al principio de realidad, y en ese principio de realidad consta la necesidad ineludible de transferir los costos de la crisis y de salvarse a sí misma, incluso al coste de ceder espacios simbólicos.

En el momento actual es más conveniente que la fisonomía del poder tenga el rostro dulcificante de gobiernos progresistas y de “izquierda”. Pero esos rostros dulcificantes del poder no atenúan la perversidad inherente a la acumulación del capital y de la lucha de clases. Quizá por ello, haya de considerar que los denominados “gobiernos de izquierda”, o “gobiernos progresistas”, son el nuevo locus en el que situar las luchas y las resistencias sociales.

En todos los gobiernos progresistas, hay una especie de metodología en construcción que se sustenta y se apoya en los discursos y en las prácticas de resistencia y movilización social, para manipularlas y metabolizarlas en función del nuevo poder. Puede ser que se exagere, pero extraña el hecho de que en las retóricas oficiales y de sus discursos laudatorios, casi no se mencionen ni al PPP (Plan Puebla Panamá), ni al IIRSA (Integración de la Infraestructura Regional de Sud América), como los nuevos peligros que afronta la región y que más bien se los presente como oportunidades a no desperdiciar.

También es extraño que en la retórica oficial, en las campañas electorales y en los programas de gobierno de estos gobiernos progresistas y de izquierda, no se diga nada del avance incontenible del monocultivo sustentado en transgénicos y orientados a la producción de biocombustibles que se está produciendo en vastas regiones de Paraguay, de Argentina, de Brasil, un proceso que implica, además, una contrarreforma agraria sustentada en la criminalización de las resistencias sociales, y todo con el aval de estos nuevos gobiernos progresistas. Tampoco se dice nada del avance incontenible de la minería en Ecuador, Perú, Bolivia, Centroamérica, Brasil, Chile, Argentina; de la profundización de la industria de los servicios ambientales en toda la región, etc.

Asimismo, extraña sobremanera que se canten loas a la UNASUR cuando este proceso permite la convergencia con los acuerdos de libre comercio y la creación de los Estados de “seguridad jurídica”, que se están formando en la región y en función de la convergencia normativa de la globalización y de la OMC, al tiempo que desarticulan y desestructuran los procesos de integración existentes, como es el caso de la Comunidad Andina de Naciones. Extraña también el hecho de que se invisibilicen las formas de resistencia y lucha social y que su ulterior criminalización y persecución no suscite la solidaridad de estos gobiernos progresistas ni de la izquierda que ahora los canoniza.

Hay un hilo conductor que va de Atenco (México) a la persecución y criminalización a los mapuches en Chile, pasando por la persecución a la resistencia social y antiminera en Ecuador, la masacre de Bagua (Perú), y las persecuciones a los líderes indígenas en Venezuela, entre otras. Al parecer, hay una misma metodología en la persecución e intentos de manipulación al MST en Brasil, a la la CONAIE en Ecuador, a la CONACAMI y la AIDESEP en Perú, a los Mapuches en Chile, entre otros, que busca cerrar todo espacio social a la crítica y al cuestionamiento a estos gobiernos progresistas y de izquierda.

Por ello, quizá valga desconfiar en las Misiones (Venezuela), tanto como en los programas Socio-país (Ecuador), como la Red Solidaria (El Salvador), o Familias en Acción (Colombia), como el Bono Juancito Pinto (Bolivia), o la Bolsa Familia (Brasil), o el programa Tekopora (Paraguay), o el bono Mi familia Progresa (Guatemala), o también del programa Oportunidades (México), entre otros, porque no dejan de tener un tufillo a Banco Mundial y a sus estrategias de intervención y control social. Es de suponer que Pronasol (México) creó una metodología de aplicación para toda la región, una metodología exitosa y que ahora se ha convertido, paradójicamente, en un paradigma de intervención al tejido social por parte de los “gobiernos progresistas”. Una metodología que tuvo en Prodepine (Ecuador) y Orígenes (Chile) sus marcos de intervención más elaborados.

Extraña también sobremanera el hecho de que la izquierda, antaño tan crítica con el neoliberalismo al cual había acotado de tal manera que no existía discurso que no haya sido sometido a la crítica más despiadada, ahora no haya lanzado su voz de alerta con los denominados Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM’s), y sus derivas biopolíticas de control y sometimiento. Pero extraña aún más el hecho de que estos ODM’s sean la base de sustentación de las políticas sociales de los “gobiernos progresistas”. Hace algunos años, el solo hecho de que el Banco Mundial y el PNUD estén detrás de los ODM’s nos habrían puesto de alerta, ahora no nos asombra que sean el marco de intervención de la política social de los gobiernos progresistas.

Extraña el hecho de que ningún gobierno progresista haya puesto coto a las estrategias de descentralización y autonomías, que son parte de la desterritorialización del Estado, y que ahora constan en casi todos los textos constitucionales de los países de la región. Asombra también el hecho de que los teóricos de la izquierda (no todos por supuesto), ahora se contenten con tan poco y que hagan de las retóricas legitimantes de estos gobiernos progresistas el único argumento de validación social e histórica del momento que vive América Latina (Abya Yala).

Es asombrosa la connivencia de estos intelectuales de izquierda que ahora han guardado un silencio dudoso ante hechos brutales de agresión a los pueblos del Abya Yala. Es doloroso ver cómo estos intelectuales de la región, en un evento que da cuenta del signo de los tiempos, ahora participen en un seminario oficial sobre el Sumak Kawsay (Buen Vivir) convocado por el gobierno ecuatoriano, mientras ese mismo gobierno y al mismo tiempo en el que se aludían y discutían las bondades del nuevo modelo de desarrollo, aprobaba el reglamento minero que daba carta blanca al extractivismo, y emprendía proyectos de servicios ambientales y de expansión de cultivos de transgénicos para la producción de agrocarburantes, mientras perseguía y criminalizaba la resistencia social. En el mismo lapso de tiempo en el que se produjo este evento oficial, la resistencia social y popular organizaba otro, precisamente, en contra del extractivismo. Los intelectuales de izquierda que fueron convocados para hablar del Buen Vivir nada dijeron sobre la resistencia social al extractivismo. En este seminario del Buen Vivir, nada se dijo de las derivas extractivistas, autoritarias y posneoliberales del gobierno ecuatoriano. Como decía Paul Sweezy, quien paga al gaitero pide la tonada.

Asombró mucho cómo en Ecuador los intelectuales de izquierda que suscribían el proyecto político de Rafael Correa, guardaran un silencio cómplice con la represión en Dayuma, y llegaran a justificar esta represión indicando que se trataba de una maniobra de la derecha. Asombra también el hecho de que no se haya juzgado la acción de la masacre a los Awas en Colombia, hechas por la guerrilla de ese país y en el marco de la guerra civil, como un crimen de lesa humanidad y de genocidio étnico, y que esta masacre haya pasado como un evento más de la violencia de ese país. Asombra que las persecuciones a líderes campesinos en Venezuela estén ocultas en un espeso manto ideológico de una falsa confrontación derecha-izquierda.

De otra parte, apena la circunstancia que los discursos y prácticas emancipatorias, como aquellas contenidas en la plurinacionalidad del Estado y en el Sumak Kawsay, ahora sean parte legitimante de los nuevos discursos de poder. En efecto, en la Estrategia de Asistencia País 2010-2011, del Banco Mundial para Bolivia, propuesto y estructurado para apoyar al gobierno plurinacional de Bolivia con su anuencia y complicidad, las recurrencias al Buen Vivir sean para justificar y legitimar al modelo extractivo.

Llama la atención que los cambios constitucionales realizados en la región sean vistos como puntos de llegada de procesos históricos, cuando consolidan y ratifican al liberalismo político y económico, y clausuran las propuestas libertarias de los pueblos. Sin embargo, es alarmante la forma por la cual se está cerrando el debate, la crítica y la discusión en la izquierda del continente.

La izquierda crítica, radical, iconoclasta con los discursos de poder, ahora ha arriado sus banderas de la crítica social e intenta justificar lo imposible. Esa izquierda que apoya, suscribe y adscribe a los proyectos políticos de los denominados gobiernos progresistas, se está convirtiendo en un dispositivo estratégico del poder para cerrar los horizontes de posibles históricos y permitir la transición hacia el posneoliberalismo.

Resulta que ahora no hay cómo ser críticos con las derivas que están asumiendo estos gobiernos progresistas, porque esbozar una crítica es “hacerle el juego a la derecha”, esto es tan evidente que llega a ser dramático en el caso de Venezuela, Ecuador y Bolivia. Y claro, al otro lado de la orilla obviamente está una derecha oligárquica y retrógrada que cumple muy bien con su rol de espantapájaros.

Mientras guardamos, como decían los estudiantes en Córdova, un silencio bastante parecido a la complicidad, el continente entero está girando hacia el posneoliberalismo. Una transición que habría sido traumática si hubiese sido efectuada por gobiernos abiertamente neoliberales, pero que se produce sin mayores tensiones gracias a los gobiernos posneoliberales. Una entrada en el posneoliberalismo en el que las burguesías de la región acentuarán los procesos extractivistas, productivistas, y de privatización territorial y criminalización social, y pondrán la región a tono con las derivas y exigencias de la globalización; y todo a ritmo del “socialismo del siglo XXI”.

El Proceso Revolucionario Bolivariano nace en la segunda década del Siglo XIX momentos cuando el General en Jefe, El Libertador Simón Bolívar, imprimió un gran viraje a la lucha del Proceso Independentista y la convirtió en una Guerra Revolucionaria Reivindicativa para la conformación de una Patria Igualitaria y Soberana, con un plan de desarrollo propio y una base filosófico-doctrinaria soportada por los postulados del “Ideario Bolivariano”; Guerra de Independencia que fue librada a partir de ese momento, por un Ejército Popular Forjador de Libertades, a cuya lucha se incorporaron las clases más desposeídas y marginadas de la época, tradición mantenida en la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, aún en nuestros días.

Desafortunadamente, a partir del año 1830, con la muerte de El Libertador y la fragmentación o división de Colombia, el Gran Proyecto Revolucionario Bolivariano fue desmontado y puesto a un lado por más de ciento veinte años; con un solo paréntesis en ese lapso, cuando a partir del año 1859 se intentaron solucionar los problemas que la Independencia había relegado, a través de la “Guerra Federal,” Guerra Brava cuya esperanza libertaria, reivindicadora e igualitaria se extinguió el 10 de Enero de 1860, con la muerte del “Valiente Ciudadano” Ezequiel Zamora. Solo fue a finales de la década de los años cincuenta del Siglo próximo pasado cuando la antorcha bolivariana fue re encendida, entonces surgió una brillante idea para la nacionalización del proceso de la lucha revolucionaria en nuestro País, con el acertado planteamiento de: “La necesidad de la integración cívico-militar-religiosa para la liberación nacional”; propuesta que se vio consolidada a partir de la década de los años sesenta del Siglo XX. Desde entonces, esta integración libertaria comenzó a entregar sus frutos y las bases doctrinarias del Ideario Bolivariano renacieron, como fundamento de la lucha revolucionaria en Venezuela.

El 1 de Enero de 1958, retomada la direccionalidad de la Revolución Popular Bolivariana, después de más de 120 años de receso, la unión cívico-militar-religiosa para la lucha popular, muestra su primer resultado con la aparición publica de una Junta Patriótica dirigida por el periodista Fabricio Ojeda, liderando la insurgencia contra el gobierno del General Marcos Pérez Jiménez; donde la actuación de la Fuerza Aérea estuvo comandada, por el Coronel de Aviación Jesús María Castro León, con la participación de muchos otros aviadores patriotas.

Con el transcurrir del tiempo, el fortalecimiento y la profundización de esta integración trisectoriada para la lucha, vivió tres momentos o hitos históricos de muy trascendentes y decisivos efectos en la Venezuela Contemporánea: La Insurgencia Civil del 27 de Febrero de 1989 (27F), la Insurgencia Militar del 4 de Febrero de 1992 (4F) y la Insurgencia Cívico-Militar del 27 de Noviembre de 1992 (27N); concretándose así en nuestro país, a finales del Siglo XX “La Conjunción Cívico-Militar 27-4/27”, como resultado de “La Integración Cívico-Militar-Religiosa para la Lucha Revolucionaria Popular” en nuestra Patria.

No podía menos, que esperarse una nueva presencia, significativa y protagónica, de la Aviación Militar Venezolana, en estos nuevos y recientes episodios de la vida nacional.

A pesar de no haber sido invitados oportunamente, para participar en este evento, es históricamente importante dejar sentado que, durante la madrugada y primeras horas de la mañana, del 4 de Febrero de 1992, el 4F, en el seno de la Aviación de Combate Venezolana, se tomaron las decisiones y se ejecutaron las acciones, necesarias y definitorias, que coadyuvaron a la preservación de la vida del actual Presidente de la República, Hugo Chávez Frías, y de muchos otros hermanos venezolanos, que junto a él, insurgieron en aquella fecha histórica; muy particularmente la vida, de quienes liderizaron aquella Insurgencia Militar.

Siendo así, entonces el 27N no amaneció de golpe; aquel histórico día tuvo lugar una rebelión inédita, única, en la Historia de Venezuela; una Insurgencia Cívico-Militar a la cual fueron invitados a participar todos los sectores de la vida nacional que manifestaron, pública y privadamente, su rechazo a la grave crisis socio-político-económica-militar que padecía en aquel momento nuestro País, y su disposición de aportar para la solución de esta.

Durante el periodo de planificación de la operación se convocó e interactuó con un amplio espectro de sectores de la vida nacional, que iban desde lo más extremo de la izquierda política venezolana hasta aquellos sectores más conservadores de la política nacional; se conversó con al menos un personero de organizaciones políticas tales como Bandera Roja, Tercer Camino, Causa R y el Movimiento al Socialismo, así como de organizaciones del tenor de la Conferencia Episcopal, de las Academias Nacionales y del llamado grupo de Los Notables. Todas las personas convocadas asintieron afirmativamente en la necesidad de organizarse para enfrentar la grave crisis institucional existente, incluyendo la prioridad de elaborar un plan de contingencia para actuar por la vía de hecho, cuando las posibles alternativas de solución pacífica fuesen agotadas.

En el seno de las Fuerzas Armadas Nacionales se diligenció la participación de los diferentes componentes de la Institución: Ejército, Armada, Aviación y Guardia Nacional; y si bien no se contó con la incorporación decidida y significativa de todos ellos, por lo menos se dispuso de sus representantes a nivel del grupo de planificación, participando entre otros, el Coronel (Ejército) Higinio Castro, el Contralmirante (Armada) Hernán Gruber Odremán, el General de Brigada (Aviación) Francisco Visconti Osorio y el Mayor (Guardia Nacional) Carlos Salima, constituyéndose cada uno de ellos en la figura pública, responsable del respectivo componente militar.
La participación masiva en el combate real la soportó la Fuerza Aérea Venezolana, los valientes y aguerridos pilotos de este componente estuvieron peleando durante todo el día, siendo complementada, su inédita y gran actuación, con una que otra intervención aislada de pequeñas unidades del Ejército y de algunos de los sectores civiles comprometidos, que desafortunadamente no pudieron cumplir con su misión.
Los objetivos militares de la lucha en tierra no pudieron ser capturados, salvedad hecha a la heroica intervención cívico-militar ejecutada para la toma de la televisora Venezolana de Televisión y del centro de enlace de las señales de televisión en el sector Los Mecedores de la ciudad de Caracas, allí, conjuntamente, algunos compatriotas del Ejército, la Armada y del MBR-200 (Movimiento Bolivariano Revolucionario 200) lo dieron todo, inclusive sus vidas, en el cumplimiento de su misión. Además, debemos resaltar la espontánea y decidida intervención de los habitantes de los poblados aledaños a la Base Aérea El Libertador en Palo Negro, estado Aragua, de algunos grupos de manifestantes en la ciudad de Maracay y estudiantes de la Universidad de Carabobo, quienes se solidarizaron con la rebelión.

Ese histórico día, la juventud patriótica y militar venezolana estuvo dignamente representada en el aire por los pilotos de combate de nuestra Institución Aérea, quienes a la par de sus aguerridos y valientes hermanos de la Policía Aérea y de la Defensa Aérea, en tierra, lo dieron todo por la Patria, hasta llegar al límite de la entrega de sus propias vidas. Durante ese epopéyico momento, la gran familia de aviadores venezolanos del 27N, tanto en el aire como en la tierra, combatió en todos los ámbitos: se libraron combates aéreos reales (hecho único en toda la vida de nuestra Patria), enfrentamientos aire-tierra, ataques tierra-aire y también combates de las fuerzas de superficie entre sí; observamos entonces, que la Fuerza Aérea Venezolana estuvo el 27N combatiendo aguerrida, valiente y dignamente durante casi todo el día, como no lo ha hecho nunca, ni antes ni después, en toda su vida; por lo que podemos concluir diciendo que “El 27N ocurrió una insurgencia masiva de la Aviación Militar Venezolana”, que ¡El 27N hubo un Golpe Aéreo!.

Los venezolanos debemos rendir homenaje eterno a la memoria de los pilotos de combate: Teniente (Aviación) Rodolfo Domador Pineda y Teniente (Aviación) Juan Carlos Valbuena Rincón, quienes fueron abatidos en el aire por las fuerzas enemigas, en combates aéreos arteros y desiguales, y a los combatientes que, junto al Sargento Jesús Delgado fueron asesinados por las fuerzas leales al gobierno, actuando con una actitud de excesiva criminalidad y violencia, con posterioridad a su rendición en las instalaciones de la televisora Venezolana de Televisión, canal 8. Los nombres de todos estos valientes compatriotas han quedado inscritos en las páginas gloriosas de nuestra nacionalidad; ¡ Que en paz descansen ¡.

Todavía no se ha hecho un balance justo, del aporte que la Insurgencia Cívico-Militar del 27 de Noviembre ha dado, al proceso político desarrollado actualmente en nuestro País; con frecuencia, nos pintan ese hecho histórico, haciendo gala de un egoísmo sin limites. La Venezuela actual espera, por una obra objetiva y justa, sobre los acontecimientos ocurridos en el año 1992; una obra que recoja los hechos y señale los aciertos y errores, con propiedad.

Siendo la Insurgencia Cívico-Militar del 27 de Noviembre de 1992, un acontecimiento de extraordinaria trascendencia en la historia contemporánea de nuestra Patria, este Capítulo no ha sido analizado, estudiado ni registrado con suficiente interés, atención y profundidad: sin el 27N no hubiese sido sometido a juicio y finalmente removido de la Presidencia de la República el ciudadano Carlos Pérez, ni consolidada la opinión y la voluntad nacional por el cambio y la transformación político-social de nuestro Pais. Tampoco habríamos logrado una matríz de opinión favorable al proceso de cambio venezolano a nivel internacional u obtenido los sobreseimientos de las causas de los compatriotas combatientes del 4F que se encontraban presos, y, en general, no habríamos fortalecido férreamente el gran sentimiento nacional por el Proceso Revolucionario Bolivariano que los venezolanos estamos construyendo hoy día.
No importa el odio de los adversarios del 27N, ni el que algunas personas hayan querido mentir para cambiar la historia; pues ella, la historia, es implacable y, tarde o temprano se nos revela con toda su verdad. Hoy podemos ver con mayor claridad, que el aporte de la Gesta Histórica del 27 de Noviembre de 1992, al proceso socio-político de la Revolución Bolivariana, fue y es, mucho mayor de lo que nuestros adversarios han querido aceptar.
Son claras las señales, para la reivindicación de la gesta del 27N.

Estamos próximos a conmemorar los primeros diecisiete años, el décimo séptimo aniversario, de la Insurgencia Cívico - Militar del 27 de noviembre de 1992, fecha en la cual la Aviación Militar Venezolana, junto a su pueblo, se entrego nuevamente y sin reservas, a la lucha por la causa nacional, a la lucha por la Revolución Bolivariana, a la lucha por aquella Revolución iniciada por el Padre de la Patria, El Libertador, el General en Jefe Simón Bolívar, en el año 1815, a la lucha popular por la igualdad, la justicia social, la participación protagonica, la corresponsabilidad, la solidaridad, la identidad, la pertenencia, el arraigo, la soberanía y la autodeterminación; a la lucha por la dignidad, por la emancipación final y por la liberación de los venezolanos.

Es doloroso y triste ver, como todavía hoy, ya transcurridos 17 años del 27 de Noviembre y 10 años de la gestión de gobierno del Presidente Hugo Chávez, haya compatriotas y hermanos combatientes, de aquella gesta heroica, que aun padecen la existencia de expedientes denigrantes, donde son descalificados y vilipendiados, con los peores improperios y descalificaciones. Muchos de estos compatriotas se encuentran en la calle, tratando de sobrevivir, y procurando con grandes sacrificios y dificultades, el sustento para su familia.

Ellos fueron objeto de separación de la Fuerza Armada Nacional, por su participación en la Insurgencia del 27 de Noviembre, mediante la aplicación de procedimientos ilegales e injustos, y sin derecho a la defensa, tales como: Consejos de investigación írritos, medidas de coacción y de presión para acceder a los beneficios de sobreseimiento, hostigamiento y presión psicológica permanente en el ejercicio de sus funciones profesionales, entre otras cosas.

Los venezolanos tenemos una deuda moral de 17 años de duración, para con los hombres y mujeres, que tomaron la decisión de insurgir el 27 de Noviembre de 1992, con el único propósito, de cumplir con el sagrado deber de rescatar y preservar nuestros valores, nuestra soberanía y nuestra autodeterminación, procurando el Bien Común y la salud integral de la Nación.

Concluimos tratando de parafrasear, una máxima de profundo arraigo bolivariano, conminando a la unidad: Unidad, unidad y más unidad, si no nos unimos, la anarquía nos consumirá,
Solo uniéndonos seremos fuertes.
La Patria todavía nos necesita, y espera mucho de nosotros.
Con abrazo fraterno de hermano aviador militar, bolivariano;
atte:
“ CHAGUA “
Comandante de la Aviación Militar Combatiente, durante la Insurgencia Militar del 04 de Febrero de 1992.
Comandante de la Aviación Militar Combatiente, durante la Insurgencia Civico-Militar del 27 de Noviembre de 1992.
Pasó en cinco años de teniente jubilado a banquero multimillonario.
Octubre 17, 2009

Hace tres meses vinimos a esta Fiscalía pedir se le informara al país qué había pasado con las muy bien sustentadas y numerosas denuncias de Henrique Capriles y Carlos Ocariz contra Diosdado Cabello y José Vicente Rangel. Hasta el día de hoy, esta empleada de Miraflores que es la Fiscal General ni siquiera se ha dignado respondernos. Hoy, porque estamos convencidos de que si las instituciones no funcionan los ciudadanos no debemos dejar de funcionar, traemos a este despacho dos denuncias nuevas: una contra el ciudadano Pedro Torres Filiberto y el teniente en situación de retiro Arné Chacón Escamillo, hermano de Jesse Chacón y perteneciente al entorno íntimo del teniente coronel en situación de retiro Chávez Frías, y otra contra el ciudadano Ricardo Fernández Barrueco, muy cercano en amistad con los hermanos Chávez.

1. El primer caso que queremos denunciar hoy es el de Pedro Torres Filiberto y el de Arné Chacón Escamillo, quien sencillamente traficando sus influencias pasó en estos 10 años de chavismo corrupto de ser un simple teniente retirado (participó en la intentona golpista del 27 de Noviembre de 1992) y militante del MVR y del PSUV, a convertirse en un banquero multimillonario que se dice socialista con un patrimonio de billones (con “b” de bolivariano), caballos de carrera, propiedades en el exterior, etc.

La trayectoria de Chacón Escamillo es la siguiente:
· Al empezar el gobierno fue Inspector General Nacional de Hacienda en la Unidad de Auditoría del Seniat, y en noviembre de 2001 es enviado en comisión de servicio a la Vicepresidencia de la República y a través de José Vicente Rangel entra en relación directa con Torres Ciliberto.

· Al mismo tiempo empezó a ejercer las funciones, en el 2001, como director de Banfoandes y trabajó en el Banco Industrial de Venezuela, de ahí, según confiesa él mismo, “el poco conocimiento que tengo sobre la banca”.
· En septiembre del 2002, el entonces Gobernador del Táchira, capitán Ronald Blanco le otorga la concesión para la distribución del Kino Táchira en Caracas.
· Estuvo, hasta el año 2004, como Director de Banfoandes, lo que demuestra una colisión clara entre su negocio privado como distribuidor del Kino en Caracas y su condición de funcionario público.

Pero es aquí donde entra la figura de ese boliburgués connotado que es Pedro Torres Filiberto, íntimo amigo de José Vicente Rangel. Torres Filiberto adquirió hace diez años Baninvest, pequeño banco de inversión con sede en San Cristóbal. Designó el 20 de julio del 2005 para la Presidencia Ejecutiva de éste, a Arné Chacón Escamillo, quien explicó entonces a un diario de circulación nacional (La Razón, 13 de noviembre de 2005) que “como tenía que dedicarle al banco las veinticuatro horas del día le exigió a Torres Filiberto que necesitaba cubrir los gastos completos de mi familia. Le pedí un salario inicial de 15 millones de bolívares; los presidentes de bancos ganan mucho más que eso, pero como este banco tenía problemas solo pedí esa cantidad, condición que también aceptó. Le dije que quería la mitad del banco, eso si no le gustó mucho, entonces le comenté que Baninvest era un banco que había que sacar a flote, y que si lograba hacerlo, lo ideal sería que tuviera una contraprestación a largo plazo, pensando en el futuro de mis hijos y al final me la aceptó”. Así mismo informó que “el acuerdo fue que la mitad de las utilidades que me generara mi trabajo como Presidente, más los dividendos que las acciones que me corresponden devengar irían a dar a una cuenta para ir rebajando la deuda que tengo con él. De manera que, el traspaso a cuenta es totalmente a crédito”.

Así que en 10 años de revolución, Arné Chacón pasó de tener una pensión de teniente retirado a ser poseedor de 150.000 millones de bolívares viejos en acciones de Baninvest (patrimonio actual según el balance general al 30 de septiembre del presente año publicado el jueves 15 de octubre en la prensa nacional). Siendo que de acuerdo a su hoja de vida, como el mismo confiesa, tenía muy poco conocimiento de la materia bancaria, es obvio que la escogencia de este activista del chavismo originario y hasta entonces funcionario público se debió a su inclusión en el entorno íntimo del teniente coronel Chávez Frías bajo cuyas narices se ha enriquecido haciendo uso de los dineros del Estado. ¿Cómo? Poniendo sus buenos oficios al servicio de Torres Filiberto y Baninvest, traficando con sus influencias para que instituciones del Estado hicieran depósitos en ese banco y así sacarlo a flote, y recientemente consiguiendo para sus empresas las más jugosas cuentas de seguros del Estado. El propio Chacón Escamillo lo ha confesado así: “Como todo el mundo sabe, soy persona muy afín al gobierno, fundador de este proceso, desde hace muchos años y estoy totalmente identificado con él. Todo lo que haga, sea en el banco o donde sea, siempre irá enmarcado dentro del apoyo irrestricto al proceso que se lleva a cabo.

Ya planteé a varios institutos de que estábamos a disposición para lo que ellos necesitaran, para manejar programas sociales o fondos. (…) ES PERFECTAMENTE NORMAL”. a 150.000 millones solamente en el Baninvest recuperado de hoy. La prueba de lo que el tráfico de influencias de Arné Chacón Escamillo ha significado para Baninvest, se prueba en el balance al 30 de septiembre referido más arriba: su exclusiva especialidad es la captación de recursos del Estado, dos billones y medio (con “b” de bolivariano), ni cuentas corrientes ni cuentas de ahorro. Y otro dato curioso: entre quienes depositan en el banco de Chacón Escamillo se encuentran varios bancos de Estado, el Banco del Tesoro, Banfoandes, Bandes, entre otros. Bancos del Estado depositando sus dineros en un banco privado. Curioso, ¿no? Se rumora que el uso que se le da a esos dineros del Estado es el de la especulación con dólares.

Pedimos por tanto a la Fiscalía que investigue este súbito enriquecimiento -en particular el que se derivó del otorgamiento de la concesión de la distribución del Kino Táchira y de los depósitos oficiales en Baninvest- y así mismo el de los funcionarios que lo hicieron posible depositando recursos oficiales en Baninvest a partir de julio de 2005. No se debe ser muy suspicaz para sospechar sobornos de muy diversa naturaleza en estos negociados. Estos actos están penados por la Ley contra la Corrupción en sus artículos 61, 66, 70 y 71.

Pero también la Fiscalía debe investigar el conjunto de operaciones que se están realizando de modo inusitado en el mundo de la banca y los seguros pues su volumen pudiera estarnos hablando de lavado de dinero producto de actos de corrupción. Veamos.

Recientemente, según ha informado Teodoro Petkoff en uno de sus editoriales en Tal Cual, “Perucho Torres adquirió Banco Real, y designó como Presidente Ejecutivo al mismo Arné Chacón, quien fue sustituido en Baninvest por Carlos Santaella. Este banco se dedicará a las microfinanzas con recursos del Estado como ha anunciado el propio Chávez. Poco después Banco Real tomó las riendas de Helm Bank. Torres Ciiberto compró luego la antigua compañía de seguros ‘La Previsora’ (por 176 millones de dólares), designando como presidente a Ramón Eduardo Tello. Luego le puso la mano a Seguros ‘Los Andes’. No se paró aquí Perucho Torres y hace poco compró la mayoría accionaría en Central Banco Universal (1500 millones de dólares), emblemática institución del mundo financiero larense y también adquirió recientemente Mi Banco, con todo lo cual Perucho maneja el 1,6% del total de depósitos del sector financiero. Por otro lado, las empresas de seguros de Perucho Torres manejan hoy alrededor del 12% de las pólizas de seguros, incluyendo las de varias empresas estatales e instituciones del gobierno central y de los regionales”.

2. Otra riqueza súbita que llama la atención de todos los analistas financieros es la de Ricardo Fernández Barruecos.

¿Quién es Ricardo Fernández Barrueco? Se trata de un venezolano que se crió en la Candelaria y su padre, español de origen, administraba el estacionamiento del Hilton. En 1989-1990 regresa de viaje de España, representando al numerario del Opus Dei, Ángel Martín Caloto, dueño de Astilleros Santo Domingo, en España, a través de una operación que quería hacer con unos barcos del grupo Benacerraf (Banco Unión). Se vincula y asocia con Hernán Fernández usando la oficina de Codiprof en la torre EXA en Caracas como su oficina personal. Hernán, hijo de Erasto, y vinculado con L.S. y Alexis Bolívar, era Jefe de la escolta del candidato Carlos Andrés Pérez, quien gana las elecciones. A la salida del hombre de las dos cedulas Breleslaou, lo designan en ese puesto Jefe de la Escolta civil. Ricardo Fernández accede a hacer negocios desde la presidencia junto con el yerno de Caloto y realizan un negocio con el grupo Calvo, que había comprado las instalaciones de Morris E.Curiel & Son en Guanta, la famosa atunera de Guanta, hoy propiedad de Ricardo Fernández, llamada Fextun.

Ricardo Fernández, muy joven, por cierto, comenzó a crecer y diversificarse a raíz del paro petrolero, cuando colocó su enorme red de camiones de carga, una de las más grandes de Suramérica, al servicio del gobierno, para distribuir alimentos. Es propietario de dos grupos industriales, Proarepa y Pronutrico, grandes productores de harina de maíz y proveedores de Mercal. Así mismo adquirió el 40% de Monaca, una de las cien mayores empresas de Venezuela, molinera de trigo. Fernández Barrueco se ha internacionalizado y hoy posee una procesadora de atún en Ecuador y ocho barcos atuneros, con bandera extranjera. El negocio atunero no le es nuevo. En el estado Sucre posee varias empresas congeladoras de atún.

Una advertencia: la siguiente información está tomada de un estado financiero auditado externamente hasta el 31 de diciembre de 2005, que fue hecho por Alcaraz Cabrera Vázquez, la filial venezolana de la firma KPMG. No refleja las recientes adquisiciones de Banpro, Banco Confederado y otros bancos. Para aquella fecha, Fernández Barrueco alegó un patrimonio neto de más de $ 1.6 mil millones (32,4 millones de dólares en efectivo, $ 411,2 millones en “valores negociables”, más de $ 1.14 mil millones en acciones comunes, 2 millones de dólares en efectivo el valor de una póliza de seguro de vida, personales y hogares valor de US $ 16,2 millones), algo así como 9 billones (con “b” de bolivariano) de bolívares de antes. Sus únicos pasivos fueron de $ 18.977 de los impuestos sobre la renta, presumiblemente debidas al gobierno venezolano. Si eso fue hace cinco año, ¡¿cuánto capital habrá amasado de entonces a esta parte?!

· Al 31 de diciembre de 2005 es el propietario de 41 empresas, principalmente en servicios, agricultura, agroindustria, pesca, productos forestales y el transporte marítimo.

A Fernández Barrueco es conocido por ser un asociado de negocios de largo plazo y de estrecha amistad con los hermanos Chávez y con Diosdado Cabello. Pero Ricardo Fernández Barrueco, uno de los más poderosos boliburgueses, también invade la banca. Se ha hecho del Confederado, de Banpro y de Bolívar Banco y hace nada compró el Banco Canarias. Con esto, el llamado Zar o Rey de Mercal, posee el 5,1% del mercado bancario, lo cual no es poca cosa si se tiene en cuenta que el mayor banco del país, Banesco, controla el 15%. Se trata, pues, de una riqueza súbita evidentemente habida a la sombra del poder y de sus relaciones con la familia y el entorno íntimo del teniente coronel en situación de retiro Chávez Frías. Por eso solicitamos también que la Fiscalía instruya a los órganos competentes para iniciar las investigaciones de rigor.
Prensa UNT
Dr. Edgar Jaimes (*)

En el marco del XVIII Congreso Latinoamericano de la Ciencia del Suelo, 2009 (CLACS-2009), realizado en San José, Costa Rica, del 16 al 20 de noviembre del año en curso, tuve un ameno conversatorio con un colega costarricense, que giró en torno a cuestiones tecno-científicas sobre el futuro de la Ciencia del Suelo. También incluyó análisis y enfoques socio-políticos. Un extracto de ese diálogo lo presento de seguidas, identificando al colega Tico como (T) y al suscrito como (V).

(T): ¿Cómo está la situación sociopolítica en Venezuela? (V): De mal en peor, porque el gobierno de Hugo Chávez (HC), además de exhibir una creciente corrupción ha demostrado ineptitud, incapacidad, ineficiencia e improductividad en su gestión de once años.

(T): Pero, HC ha demostrado tener un liderazgo indiscutible y un eficiente control político-militar que, sumado a los programas sociales que benefician a los sectores más empobrecidos, le dan un apoyo social significativo…
(V): Lo del “liderazgo indiscutible” es un fraude, porque se sustenta en una retórica simplista alimentada por el dogmatismo, el prejuicio y el autoritarismo. Los programas sociales a los que tú te refieres solo han servido para potenciar viejas costumbres y obscenos privilegios. HC y sus mujiquitas hacen gala, sin pudor alguno, de prerrogativas que son propias de la pluto-autocracia capitalista. Es tal el declive de ese liderazgo que a principios del año 2009 el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), que preside el plutócrata de HC, se jactaba de tener una militancia de un poco más de siete millones de militantes pero en el proceso interno realizado recientemente, solo atendieron la convocatoria menos de 500.000 militantes. ¡Algo huele mal en Dinamarca, estimado Tico!

(T): Entonces, el llamado “Socialismo del Siglo XXI” que propugna HC es una farsa. Para ti, ¿Qué es un sistema Socialista?
(V): El mal llamado “Socialismo del Siglo XXI” es una entelequia, no existe. En mi visión, el Socialismo constituye la única opción para lograr una sociedad en paz y de iguales, orientada por una meta de vida digna y compartida en función del desarrollo social auto-sostenible, regida por valores pluralistas, éticos y dialógicos, necesarias para alcanzar el bienestar humano, privilegiando la justicia, la equidad, la solidaridad, la libertad y la felicidad de la gente. Pero esta visión no es la que se ha puesto de manifiesto durante los diez años de gobierno de HC. Por el contrario, lo característico del régimen chavista es la concentración y abuso del poder político, militar, económico y mediático. Estas no son cualidades del verdadero socialismo.

(T): Ahora que hablas de la Paz, ¿Estás de acuerdo con la Base de Paz que pretende instalar el gobierno de Chávez en Costa Rica?
Siempre estaré de acuerdo con el desarrollo de una política de Paz en función de los principios antes indicados. Las bases de Paz que propugna el régimen “chavista” son pura “habladera de paja”, particularmente en el caso de Costa Rica, por tres razones: 1º) Por la robustez de la democracia de tu país que está basada en la independencia de los poderes del Estado y en el respeto a la ciudadanía; 2º) Por la fortaleza de la civilidad del Estado-Gobierno costarricense ya que el poder socio-político lo ejerce a plenitud la ciudadanía y no los militares y 3º) Por la eficacia del desarrollo socio-económico y educativo-cultural de tu nación que están apuntalados por preceptos eco-sociales, es decir por trabajo creativo y el esfuerzo mancomunado de los Hombres y Mujeres-Pueblo de Costa Rica, sin hacer gala del machismo, el revanchismo y el sectarismo característicos de otros países latinoamericanos, donde campean el populismo, la politiquería, el individualismo, el inmediatismo, la arrogancia y la mediocridad. Por ser Costa Rica el único país del mundo que no tiene fuerzas armadas, lo convierte de hecho en una Gran Base de Paz por excelencia. No en balde su actual Presidente, el Sr. Oscar Arias, es un Premio Nobel de la Paz. Desde esta perspectiva, Costa Rica es Paz y riqueza social. O como bien dicen los “ticos”: ¡Costa Rica, es pura vida!
(*) Profesor Titular Jubilado del NURR-ULA, Trujillo, Venezuela

Subscribete via email

Introduce tu e-mail y recibe nuevas publicaciones en tu correo:

Impartido por FeedBurner

Nota: Confirma tu suscripción en tu E-mail. sino esta en bandeja de entrada, puede que este como spam

EXPRESATE!

Audio Video

Author

Buscar en el blog