No al Imperialismo

Todas las entradas

Contacto

Administrador:

ccc2008mcy@gmail.com

FRASES:

“Si la edificación del porvenir y su determinación definitiva no nos incumbe, conocemos, en cambio muy bien nuestra misión actual: me refiero a la crítica implacable de todo el orden existente, crítica implacable por qué no retrocede ante ninguno de sus resultados ni tampoco ante los conflictos con los poderes del día”
Carlos Marx


“El gobierno siempre se pone de parte de los poderosos defendiendo sus intereses, pero los intereses de los pobres los tiene que defender la propia comunidad organizada”.
P. Álvaro Ulcué.
Cabimas 2008. Con la tecnología de Blogger.

Social

Quienes Somos

Mi foto
“Yo he sido tierra desangrada y tan solo me han restañado mis heridas con el falso bálsamo de un utópico progreso donde la verdadera cultura ha sido nula. Mis hijos tan sólo se han contentado en ver alzarse tormentosos, chupadores de mi savia. Me han llenado de úlceras; pero hoy me he sentido con mi corazón repleto de alegría y esperanza ante la presencia de este evento que me ha traído un mensaje de un porvenir espiritual que redundará en progreso material, también. Así lo dice hoy la ciudad de Cabimas en este día glorioso”. Salvador Valero. Cabimas 1970.

Ultima Entrada

Una Opinión No-Cinematográfica EL HIJO DE SAÚL

Liberate

Entrada Popular

Se tu, SER

Recent Posts

Archivo del blog

Like on Facebook

Text Widget

Contact Us

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Recent Posts

PUEBLO ellos SON:

PUEBLO ellos SON:
NO te dejes engañar, un DISCURSO con otra ACCION = FASCISMO
INTRODUCCION
Este material y otros que se están enviando son antes que nada, ideas y opiniones para que los diversos colectivos e individualidades que lo reciban, les sirva como un como punto de partida o borrador para elaborar a corto plazo un temario de discusión común a todos los partidarios de la necesidad de Una Revolución Socialista El movimiento de los Trabajadores y del Pueblo en general no puede, ni debe seguir a la cola de los planes, reacomodos, y promesas que a diario la burguesía a través de sus partidos, Mesías, operadores políticos o intelectuales a sueldo le venden a diarios, alejándolo de la discusión y solución de los verdaderos problemas que afectan a las mayorías no solo del país, sino del mundo.

El objetivo es evidente: Sin claridad teórica, política e ideológica sobre el desarrollo de la lucha de clases que se libra en Venezuela y el mundo; no es posible construir ningún movimiento político serio, sólido y menos aún revolucionario.

Todos a los que se le dirigen estas ideas, creemos que nos une algunas conclusiones y preocupaciones comunes, tales como:

1. La lucha de clases en el país no puede ser definida y menos encerrada entre Chavismo o Antichavismo, sino entre lo que realmente es: Capital y Trabajo, Explotadores y Explotados, Opresores y Oprimidos.

2. Ninguna constitución como ley fundamental de un país, de un Estado, o de una sociedad basada en el capitalismo con lo que dicho orden implica, puede ser el programa de transformación y de lucha de los oprimidos y de los explotados precisamente por dicho sistema.

3. Una revolución y un proceso revolucionario vienen definido antes que nada por el contenido de clases y las transformaciones correspondiente a los intereses de la clase o clases que la llevan adelante. No se puede confundir jamás un proceso de luchas democrática, fruto de la crisis económica y política que afecta la gobernabilidad (más no el poder de dominación) de las clases dominantes del país, con una revolución que entre otras cosas significa participación masiva, activa y decisiva de los trabajadores, de las masas populares y la creación de formas autónomas y alternativas de verdadero poder. Una revolución cualquiera sea la clase que la lleve adelante solo se inicia cuando dicha clase derroca el Estado y poder de la clase contra la que va dirigida esa revolución

4. En ningún momento se puede olvidar que es el contenido de clases y la política económica de un gobierno, lo que define su papel histórico y su ubicación en la lucha de clases; independientemente de que el presidente de dicho gobierno y sólo él, tenga un discurso antiimperialista (pero no anticapitalista); antioligárquico (pero no antipatronal), y anticlerical (pero no antioscurantismo religioso).

5. Es evidente que las luchas populares que se han desarrollado en el país desde 1989, han terminado siendo secuestradas o aprovechadas por los sectores socialdemócratas “de izquierda y de derecha”, pero de igual contenido y posición de clases. Este sector se ha convertido desde el segundo triunfo de Caldera, cuando se incrementa la crisis de gobernabilidad de la burguesía, no sólo en los beneficiarios del llamado “proceso” sino en algo más peligroso, son las verdaderas quintas columnas, los caballos de Troya del capital, dentro del movimiento de los trabajadores.

6. De que el país y América Latina, en especial los países sudamericanos, están inmersos en un conflicto que inevitablemente va a desembocar en una situación de guerra continental, nos indica que el problema político y militar no puede ser dejado a la espontaneidad y menos cuando lo planteado a los trabajadores es el derrocamiento de un orden y Estado como primer paso de una Revolución, por lo que el problema militar se convierte en un problema de clase y sobre todo de masas.

7. Es evidente que el enemigo principal de toda Revolución socialista no es otro que el capitalismo de las transnacionales. El propio General Baduel, que no puede ser calificado de radical y menos aún de comunista, lo ha reconocido: En su discurso de toma de posesión como comandante del ejercito señalaba: “¿De qué tenemos que defender a los grandes y sagrados intereses y cometidos nacionales?”; y citando a Noam Chomsky, se respondía: “Tenemos ahora en el mundo una economía internacional que se mueve hacia la expresión de un estado internacional, una nueva edad imperial con un nuevo gobierno de facto”. En pocas palabras, el enemigo al que nos enfrentamos es el Gran Capital Internacional; sin derrotarlo en todos los terrenos, especialmente en el militar, no es posible pensar, ni hablar seriamente de hacer una revolución socialista en beneficio realmente de la mayoría trabajadora.

8.- El socialismo como fase previa al comunismo no solo es una teoría sino toda una experiencia internacional con sus aciertos y errores. No ha surgido de la mente genios superdotados sino de la experiencia histórica de las lucha de los trabajadores a lo largo de años de lucha de clases. Cualquiera puede llamarse socialista, comunista y ponerle apellido a sus elucubraciones o recetas pero el socialismo de clase, el socialismo proletario, el socialismo científico solo tiene una base teórica que no admite discusión: El materialismo, como análisis de la realidad a partir de los hechos de la realidad misma y su desarrollo dialéctico en constante cambio y transformación en medio de la lucha de clases.

La confrontación abierta, tanto política como militar entre el movimiento de los trabajadores y los sectores populares que se libra a diario contra el capital, la burguesía y su orden establecido, incluyendo su Estado e instituciones dominantes, se incrementaran inevitablemente en un futuro inmediato. Sólo es cuestión de tiempo y de una chispa que incendie la pradera. La lucha de clases que se desarrolla a nivel mundial (Irak, Afganistán, Palestina, Bolivia, etc.), ha llegado a un punto de no retorno con la política de “guerra preventiva contra el terrorismo” que ha decretado el capitalismo mundial, y en torno al cual se han unido desde Bush y Putin hasta el Papa, pasando por los jerarcas chinos y la Unión Europea.


La situación histórica mundial vuelve a poner en el orden del día el viejo dilema de la humanidad, que una vez significó “Civilización o Barbarie”, y que hoy se traduce en que: el capitalismo mundial impone sus planes definitivos de dominio imperial sobre el planeta, abriendo una nueva era de oscurantismo en la historia de la humanidad, o esta misma humanidad dice ¡basta! y construye una nueva y verdadera sociedad socialista, como primer paso hacia una sociedad sin clases, ni explotación, ni Estado.

En medio de este panorama, la tarea de primer orden para todo venezolano y venezolana que aspira a una real transformación del orden existente en el país, es la necesidad de profundizar el estudio, la investigación de los problemas políticos, ideológicos y militares que hoy nos imponen las luchas políticas. De la solución ideológica y de la claridad teórica que hoy le demos a los problemas cruciales de la lucha de clases en el país, dependerá el rumbo futuro de la revolución venezolana. Hasta hoy todas las victorias populares que desde 1936 viene obteniendo el trabajador y el pueblo venezolano, han terminado secuestradas por la clase dominante y sus aliados pequeños burgueses y “demócratas”. Hoy es un problema de vida o muerte para millones de venezolanos y de las futuras generaciones, no sólo evitar la derrota, sino algo más importante, iniciar una verdadera transformación del país, encabezada y dirigida por las mayorías trabajadoras y en beneficio exclusivo de esas mayorías.

En base a esta urgente necesidad, sentida por sectores cada vez más numerosos del movimiento popular, es que proponemos el inicio si se quiere conjunto y masivo de los puntos fundamentales de la revolución venezolana, que sirvan de plataforma común de unidad y lucha de todos los explotados del país; y que estas descansen en la única base sólida de cualquier unidad política y militar: LA IDENTIDAD IDEOLÓGICA, PROGRAMÁTICA Y DE CLASE.

1.- ANTECEDENTES.
En abril del 2004,
antes del referéndum revocatorio analizando las diversas salidas del capital y la burguesía a la crisis de gobernabilidad creada luego del golpe de estado de abril del 2002 y el sabotaje petrolero de finales de ese año, señalábamos como posibles opciones de la burguesía las siguientes”

3. Una negociación directa, entre Chávez y el capital petrolero internacional, vía Washington, sobre la base de la teoría de la geopolítica petrolera de Betancourt, como sucedió en 1959. En esta dirección trabajan afanosamente los dirigentes de la política petrolera venezolana en PDVSA, MEM, y la embajada venezolana en EE.UU. Toda la política petrolera del gobierno apunta en asegurar el apoyo de Washington sobre la base de la entrega una vez más de nuestro petróleo al capital petrolero internacional

Cualquiera de los escenarios planteados, nos conduce a una perspectiva clara: El pueblo, el nuevo movimiento popular desarrollado con fuerza a partir de abril de 2002 y los sectores nacionalistas del ejército, tienen que estar preparados y aprestarse aceleradamente en la propia lucha para un período de resistencia y lucha a largo plazo, aún cuando en un enfrentamiento inmediato se vuelva a triunfar.

El capitalismo mundial con Bush y Blair a la cabeza ha puesto la lucha de clases en una verdadera encrucijada: O ellos o nosotros, y no hay vuelta atrás. El Nacional lo expresó muy claramente en abril de 2002: “Habrá que aplicar la violencia para acallar a los pobres” y hacer realidad los planes privatizadores del capital. Hoy los pobres, los excluidos y los trabajadores de Venezuela, le devuelven el llamado y declaran: “Habrá que someter por la violencia a los ricos y sus lacayos si queremos alcanzar una vida digna de ser humano”.

Es para este escenario de la toma del poder político que los trabajadores, el ejército y el movimiento popular se debe preparar, a través del estudio, la investigación y, sobre todo, en las luchas concretas y diarias, si en verdad queremos disputarles el poder a la burguesía y a sus aliados. Ahora, si lo que se quiere es recibir limosnas del poder burgués, migajas del festín y participar en el reparto del botín petrolero, entonces muy bien, vamos a contarnos, a organizar una nueva farsa electoral para ver quien queda de concejal, alcalde, gobernador o diputado del orden burgués existente en el país; erigido precisamente sobre la base de la miseria y pobreza de todo un pueblo. Ya lo dijo Zapata: “Si es para que todo quede igual, entonces la revolución puede ser pacífica”.

En conclusión, lo que está en discusión por parte del pueblo, de los trabajadores, del ejército y de los revolucionarios no es por quién votar, a quien elegir o a quien revocar, sino qué hará el pueblo, los trabajadores y trabajadoras venezolanas, el ejército y los revolucionarios con el Estado y el orden establecido en caso de un nuevo triunfo como los de abril y diciembre de 2002, cuando se derrotó el levantamiento de la burguesía. En otras palabras, cómo evitar un nuevo secuestro de la victoria popular. Lo que tenemos que discutir es lo que haremos en caso de una nueva victoria, porque sencillamente no tenemos alternativa, es necesario simplemente vencer, no sólo por el futuro de este país, sino por la esperanza de toda América Latina, concentrada en este momento en las luchas de clases que se desarrolla en Venezuela. .” (Del documento: Propuestas para la discusión del movimiento popular, La verdad del pueblo, Caracas, Venezuela, 19 de Abril de 2004)

La historia política del país en los últimos dos años y medio ha confirmado meridianamente nuestras apreciaciones. Desde el plan de Siembra Petrolera de PDVSA y las empresas mixtas, que ha colocado el petróleo venezolano a la entera disposición del capital internacional, pasando por el acuerdo de Fuerte Tiuna entre Chavez, Carter y Cisneros y la política económica de endeudamiento, inflación y dependencia del gobierno “revolucionario, la reforma y enmienda constitucional impuesta por Chavez, todo esto ha puesto al descubierto con claridad la verdadera esencia de clases de este gobierno y que la reunión Chavez, Cisnero Carter fue un nuevo acuerdo de gobernabilidad entre las clases y sectores dominantes para reacomodar el Estado venezolanos a las nuevas realidades del capitalismo mundial.

2.-EL ESCENARIO MUNDIAL DE LA LUCHA DE CLASES ENTRE EL CAPITAL Y EL TRABAJO:
El socialismo de clase, el único y verdadero socialismo, significa definir con absoluta claridad, entre otros puntos los siguientes:
- ¿Es inevitable el dominio “eterno” del capital sobre la humanidad y el planeta?
- ¿Es el capitalismo del siglo XXI, el de las grandes corporaciones internacionales, de las mafias de la droga, del petróleo y de la guerra sin fin, el último escalón en el desarrollo de la humanidad?
- ¿Es invencible el poderío militar del capitalismo mundial?
- ¿Hemos llegado realmente al fin de la historia?
-¿Debemos los seres humanos cruzarnos de brazos y resignarnos a ser esclavos y colonia del nuevo imperio del capital?
- ¿Se puede bajo el capitalismo encontrarle solución a los grandes problemas de hambre, miseria y pobreza que afecta a la mayoría de la humanidad?
- ¿Puede el capitalismo evitar la destrucción de la vida humana en la tierra y solucionar los graves desastres ecológicos que él mismo ha creado en los últimos 150 años?
- ¿Es o no es posible luchar con posibilidades de victoria contra el capital?
- ¿Es o no es posible una revolución anticapitalista en el mundo de hoy?
- - ¿Ha desaparecido definitivamente la soberanía, la libre autodeterminación, y las diversas culturas de la tierra?

3.-. LA IMPORTANCIA DEL PAPEL DE VENEZUELA Y SURAMERICA EN LAS LUCHAS CONTRA EL CAPITAL EN AMÉRICA LATINA.
- El petróleo y los hidrocarburos son la primera fuente de energía que mueve la economía mundial y está importancia seguirá siendo cierta como mínimo para los próximos 30 años.
- Nuestro país es la primera reserva en el hemisferio occidental en petróleo convencional y extra pesado, capaz de suministrarle energía segura, barata y confiable a una buena parte de América Latina en los próximos años.
- La lucha por la propiedad y soberanía de nuestro petróleo, se debe convertir en uno de los puntos de unión de todos los pueblos de América Latina y el Caribe, contra el imperio.
- El Plan Colombia,el Plan Patriota, el Plan Puebla – Panamá, el ALCA, el IIRSA, la Iniciativa Energética Hemisférica y las diversas formas de intervención del capitalismo internacional, indican con claridad que el capital no reconoce fronteras y aspira al sometimiento colonial de toda América Latina, igualmente, nosotros y en general los explotados del mundo, tampoco debemos reconocer fronteras cuando se trate de luchar contra el enemigo común de toda la humanidad: El Capital.

4.-EL ANÁLISIS DE LA EXPERIENCIA SOCIALISTA DEL SIGLO XX
¿Cuál fue el verdadero sistema derrotado en la URSS, China, Cuba, Corea y en general en el llamado campo socialista?
¿El Comunismo como una sociedad superior al capitalismo o el Capitalismo de Estado como camino de los países atrasados para acceder al capitalismo?
¿El comunismo de Carlos Marx como comienzo de la verdadera historia del ser humano o el determinismo económico como versión pequeño burguesa del llamado “Marxismo vulgar”?.
¿Existió realmente un período de transición hacia el comunismo en los países del socialismo real o fue un período de Capitalismo de Estado que condujo a la formación de una burguesía a partir del Estado?
¿Existió una dictadura de los trabajadores, como violencia contra la minoría derrocada y plena y absoluta libertad y democracia para la mayoría trabajadora o fue una dictadura de una minoría a través del Estado y el Partido para acelerar el desarrollo capitalista?
La necesidad de establecer una sólida plataforma ideológica y programática de clase, común a los diversos sectores de asalariados y explotados que luchan contra el capitalismo y su Estado, es la verdadera base para la construccion de un auténtico movimiento autónomo, clasista y lograr la ansiada unidad no a través de acuerdo entre cúpulas “de vanguardia” o pactos con los enemigos históricos en aras de ventajas electorales o mercantiles, sino del único camino de toda revolución verdadera: la lucha diaria de los trabajadores, explotados y excluidos contra la burguesía y su Estado.

5.- LOS PROBLEMAS CENTRALES DE UNA REVOLUCION SOCIALISTA
En función de ese objetivo surge la urgente necesidad de abrir una verdadera y seria discusión sobre los problemas reales y principales de toda revolución socialista. A manera de propuesta creemos que la discusión debe abarcar entre otros puntos los siguientes:

A. / LA ESENCIA DE LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA
¿Por qué es necesaria una revolución? ¿Cuales son las condiciones objetivas que la hacen posible y maduran en el escenario social mundial y nacional actual para su realización?
¿Que clases y sectores sociales tienen interés en hacer una revolución? ¿Por qué para ellos la revolución es el único camino para la solución de sus problemas de existencia social?
¿Quienes se oponen a una revolución?¿Contra quiénes hay que hacer la revolución y quienes se benefician de una revolución socialista?
¿Es o no la lucha de clases motor de la historia en toda sociedad basada en la propiedad privada sobre los medios de producción?
En concreto: ¿cuál es el contenido de clase de una revolución o la revolución no tiene contenido de clases?
Hay que definir con claridad si la economía, la producción y los medios de producción fundamentales en una sociedad, son para producirle ganancia a una minoría o satisfacer las necesidades de la mayoría. Toda la cuestión de la base económica de una revolución socialista se resume en esta pregunta elemental: ¿Producir para el capital y sus ganancias o producir para satisfacer las necesidades de las mayorías explotadas y excluidas y para el bienestar de la humanidad?
Esta cuestión nos lleva de lleno a la esencia de toda revolución socialista: EL PROBLEMA DE LA PROPIEDAD DE LOS MEDIOS DE PRODUCCIÓN FUNDAMENTALES DENTRO DE UNA SOCIEDAD Y DE LOS CUALES DEPENDE LA VIDA MATERIAL DE DICHA SOCIEDAD.
¿Producir para la obtención de la máxima ganancia para la minoría propietaria o producir para la satisfacción de las necesidades de toda la sociedad? ¿Hay alguna otra forma de producción? ¿Ha existido o puede existir una forma de producción que “armonice” o combine estas dos formas de producción?
Sólo una sociedad donde el productor sea a la vez el consumidor, puede ponerle fin a la contradicción principal del capitalismo, entre una producción social y mundial con una apropiación privada, cada vez más minoritaria, que hoy se expresa en el dominio de 500 multinacionales y menos de 1000 propietarios, sobre el destino de 6500 Millones de personas que habitan el planeta.
¿Se puede expropiar pacíficamente al gran capital y poner la gran producción social al servicio de toda la sociedad?

B-EL PROBLEMA DEL CARÁCTER DEL TRABAJO Y LA ABOLICION DE LAS CLASES SOCIALES.
El trabajo como condición natural eterna de existencia del ser humano. El carácter creador y placentero en su realización. El problema del trabajo en una revolución socialista es abolir, liquidar, el trabajo asalariado. El tener que trabajar para otro que dictamina todo el proceso y objetivo del trabajo y se apropia del producto; es en definitiva la esencia del trabajo en todo régimen de explotación.
¿Hay alguna diferencia desde el punto de vista de la explotación y de la existencia de las clases, si se trabaja para un patrón privado o para un patrón-Estado?
El desempleo y la exclusión son productos típicos e inevitables del capitalismo, en su tendencia inexorable de reducir costos y aumentar ganancias. En la medida que avance la tecnificación y automatización desempleo y exclusión, serán inevitables bajo el capitalismo. ¿Hay salida para los trabajadores bajo el capitalismo?

C-.LA CUESTIÓN DE LA TECNOLOGÍA Y LA CIENCIA.
Sin desarrollo científico y tecnológico no es posible la creación de la base material de la revolución socialista que libere realmente a los seres humanos de la esclavitud del trabajo asalariado o explotador. Toda ciencia y tecnología ha tenido hasta hoy un claro contenido de clases. Es promovida, estimulada, buscada y desarrollada de acuerdo al interés y objetivos de la clase dominante: el afán de lucro y el desarrollo de la guerra.

El desarrollo científico en los últimos 200 años no deja lugar a duda del contenido de clase del desarrollo científico y tecnológico alcanzado por el capital. Este desarrollo ha estado basado en:

• Búsqueda de tecnología en función de la guerra que facilite la expansión del capital controlando fuentes de materias primas, mercados, rutas comerciales, etc.
• Intensificación de la explotación de la mano de obra, hasta el punto de que el crecimiento de la población se comienza a convertir en un “mal negocio” para el capital y comienza a sobrar no solo desempleados, sino los propios seres humanos como tal.
• El desarrollo de la maquinaria, medios de transporte y fuentes de energía tienen como único norte el aumento incesante de la productividad y por ende de la máxima ganancia, sin tener ninguna consideración con el ambiente, su destrucción y el incremento de la miseria, pobreza y exclusión de la mayoría de la población mundial, que hoy agoniza con menos de dos dólares diarios por persona.
• La ciencia y la tecnología se colocan en función de la máxima ganancia y en función de la destrucción del ambiente y del propio ser humano, de tal manera que al final del capitalismo globalizado, las industrias y ciencias que más se desarrollan, son precisamente las ligadas a la muerte y no a la vida. Ejemplo:

• La industria de la guerra como expresión clásica de una industria de destrucción.
• La industria de la droga, no solo las “prohibidas” como la marihuana, cocaína y heroína, sino las legales y más dañinas y mortales como las anfetaminas, tabaco y alcohol.
• El desarrollo de procedimientos bacteriológicos, químicos, radioactivos con el único fin del desarrollo de la guerra.
• El crecimiento de la prostitución y el tráfico sexual, en especial de niños/as en todos los países.
• La quema de combustibles fósiles y el uso de químicos que literalmente están acabando con la vida en la tierra, causando en el menor tiempo, una de las mayores catástrofes al planeta, en los miles de millones de años de existencia de este.
• La biotecnología, los alimentos transgénicos y el negocio de la salud (mantener enfermo al ser humano hasta su muerte) se convierten en los enemigos principales de los últimos reductos de biodiversidad y agua en la tierra.
En conclusión una revolución tiene que resolver claramente el problema de la tecnología y ciencia que necesita, y estar dispuesta a desechar y destruir tecnologías muy eficientes y productivas pero contrarias a la existencia de la vida en el planeta.

D.-.EL CARÁCTER INTERNACIONAL DE LA REVOLUCIÓN
El capitalismo es desde su nacimiento un sistema mundial de explotación.
El desarrollo del capitalismo en su fase imperialista y globalizadora nos indica con claridad que el sistema que lo sustituya necesariamente tendrá un carácter mundial: la comunidad universal de los seres humanos.
El poder militar del imperio y su doctrina de las guerras preventivas nos lleva inevitablemente a una sola salida: unión de los pueblos y trabajadores del mundo contra el enemigo común. No hay otra salida. El sueño de Che de crear uno, dos o tres Vietnam, hoy hay que hacerlo realidad a través de uno, dos o tres Irak, Bolivia, Palestina o América Latina.
El desarrollo desigual del capitalismo y de la misma lucha de clases, demuestra que la revolución internacional comenzará teniendo un carácter nacional, de acuerdo a la historia y característica de cada país, pero necesaria e inevitablemente su triunfo definitivo sólo es posible en el terreno mundial.
América Latina en general y la situación estratégica de Venezuela, nos demuestra que en está región del mundo, podemos desarrollar una lucha de carácter continental contra el enemigo común: el capital internacional, con reales perspectivas de triunfo.

E. / EL PROBLEMA DE LA INVERSION EXTRANJERA
¿La construcción de una nueva economía y una nueva sociedad, la podemos iniciar a partir de nuestros esfuerzos o por el contrario, necesitamos del capital extranjero y sus empresas mixtas?
Se puede garantizar una sociedad realmente democrática e igualitaria teniendo como motor de la economía esos caballos de Troya del capital extranjero, que se llama empresas mixtas.
Hay que ponerle fin a los Acuerdos Mutuos de Inversión (AMI), mediante los cuales “toda inversión extranjera, hay que garantizarle una ganancia creciente”. Los costos crecientes en teléfono, agua, electricidad y en general en todas las ramas donde el capital extranjero tiene inversión en el país; se debe a que los gobiernos de la IV y V República garantizan las ganancias crecientes a través de los AMI que son obligados a suscribir con el capital internacional.

F. EL PROBLEMA DEL DESARROLLO DE LA AGRICULTURA Y LA DEPENDENCIA ALIMENTARIA
Cuando es que sembraremos el petróleo en la agricultura, industrias y servicios nacionales. Desde hace 70 años, este cuento de la siembra del petróleo, lo que ha significado es una mayor dependencia y colonización del país. Por qué en vez de comprar la deuda de otras burguesías parasitarias como la Argentina o estimular la agricultura de EE.UU., Brasil, Argentina y Colombia, no invertimos ese capital en nuestras tierras e industrias.
El problema de la agricultura en Venezuela, para una revolución socialista y un gobierno de los trabajadores, no es solo un problema de otorgar más o menos tierras a los trabajadores del campo, sino de:

a) Producir para la ganancia o producir para satisfacer las necesidades y acabar con el hambre.
b) Autoabastecernos en los productos fundamentales de nuestra dieta, según el patrón de consumo de una agricultura tropical.
c) Desarrollar una agricultura sustentable, que nace del propio ambiente tropical y no una agricultura propia de zonas templadas y de acuerdo a los intereses de los importadores y del gran capital internacional.
d) La socialización de los medios de producción y del producto. Está más que demostrado que el país tiene la suficiente tierra, energía y mano de obra capaz de producir alimentos para abastecer varias veces su población actual.
e) La recuperación de nuestros suelos, fuentes de agua y semillas propias de nuestro ambiente, son la prioridad hacia donde deben dirigirse todos los esfuerzos de la ciencia y la tecnología.
Nadie duda de que se requiere investigación agrícola y desarrollo tecnológico, el problema estriba en beneficio de quien se hace dicha investigación y que tecnología realmente necesita el campo venezolano: si es de acuerdo a agricultura tropical y en función de solucionar el problema del hambre y el consumo alimenticio del pueblo o de la ganancia del capital.
La lucha de clases en el campo no es sólo por la socialización de la producción, sino también por la defensa de una agricultura tropical, sustentable, producto de nuestro ambiente, en contra de la agricultura depredadora y destructiva del gran capital. La transformación del campo, tiene que ser parte de una revolución socialista en todo el país, que comienza con el derrocamiento del poder estadal de la burguesía y el capital y la expropiación revolucionaria de los medios de producción fundamentales del campo y la ciudad.

G. EL PROBLEMA DE LA DEUDA EXTERNA Y EL PAPEL DE LA BANCA
Como es posible que un país con reservas de 30MMM$, y que por ingreso petrolero recibió mas de 400 mil millones de dólares se tenga que seguir endeudándose en beneficio del capital internacional. Cuando dejaremos de pagar la deuda externa que ahora se ha hecho eterna. Es que 500 años pagándole tributos y regalías a Europa y EE.UU. no bastan.
Hasta cuando una buena parte del capital nacional fruto del trabajador petrolero, va a seguir siendo depositado en la banca privada, para que esta banca, con ese mismo dinero compre los bonos de la deuda pública que emite el gobierno, desarrollando un infernal circulo vicioso que le permite a la banca privada, apoderarse parasitaria y delincuentemente de cantidades crecientes de nuestro capital, sin arriesgar ni un centavo.

H. EL PROBLEMA DE LAS RELACIONES AMBIENTE Y SOCIEDAD
Defendemos o no el ambiente, el Protocolo de Kyoto y todos los acuerdos sobre conservación y preservación del ambiente. Entonces por qué vamos a:
 Aumentar la producción petrolera a 5 y 7 MMB/D.
 Aumentar la producción de carbón de 6 a 36 MMTON anuales.
 Explorar un millón de Km2 de nuestro país, incluyendo 500 mil Km. de mar continental, destruyendo y contaminando nuestra tierra, aguas y mares.
 Desarrollar el Complejo Industrial Gran Mariscal de Ayacucho (CIGMA), que significará la destrucción de nuestra última reserva pesquera entre Margarita, Los Testigos, Puerto Sucre.
 Desarrollar del Plan Minero que significará la destrucción del 52% del territorio nacional, en especial las zonas ricas en agua y biodiversidad como son Amazonas, Bolívar y Delta Amacuro.
Insistir en el desarrollo de grandes ciudades, cuando racionalmente podemos poblar el país y evitar la destrucción de valles fértiles y montañas vírgenes como sigue sucediendo en el Arco Norte Costa Montaña, poblamiento impuesto por el capital, desde su época mercantil, en la colonia.
Una política revolucionaria, socialista en función de la preservación del ambiente debe:
Respetar el ambiente y recuperar el daño ambiental causado por el capitalismo empezando por el Lago de Maracaibo, el Golfo de Venezuela, aguas subterráneas, ríos, etc.
Suspender todo proyecto exploratorio o productivo que afecte áreas naturales como Plataforma Deltana, Norte de Sucre, Imataca, Perijá, Bolivar y Amazonas etc. Suspender todo desarrollo minero en que afecte cuencas hidrográficas, bosques, etc
Suspender toda inversión en nuevas refinerías tanto del país como en el exterior, los 12 mil millones de dólares previstos para ellos, serían suficientes para una verdadera revolución agrícola en el país.
Cumplir con el Protocolo de Kyoto y comenzar la búsqueda de uso y aplicación de energías alternativas.
 En vez de construir plantas termo carboníferas mas costosas y contaminantes, debemos usar la orimulsión, más económica, menos contaminantes y cuyos productos podemos reinyectar a la tierra.
En fin si el socialismo es defensa de la vida, que nada tiene que ver con la muerte, lo que significa que un gobierno socialista debe respetar y mejorar las condiciones que hacen posible la vida en el planeta y oponerse resueltamente a toda política minera, agrícola o industrial que atente contra las condiciones que mantienen la vida en la tierra. El respeto y conservación de los ciclos del carbono, oxígeno, hidrogeno, agua, etc. deben ser un principio en toda política ambiental de un gobierno de los trabajadores:

I.- EL PROBLEMA DE LA RELACION ENTRE SOCIALISMO Y DEMOCRACIA
El socialismo significa un régimen superior al capitalismo en todos los ordenes, no solo técnicos y económicos, sino ante todo, en materia de derechos democráticos reales para las mayorías y no solo para una minoría. El socialismo significa el establecimiento de hecho y derecho de todas las libertades que el capitalismo reconoce formalmente para todos, pero que solo pueden disfrutar las que tienen dinero y sobre todo en grandes cantidades.
El socialismo es libertad, democracia y derechos reales y efectivos para las mayorías, por lo tanto es contrario a toda forma supersticiosa de poder, autoridad o dominios de un sector de la población sobre la otra. Socialismo significa superar al capitalismo, no volver al pasado oscuro de dominio del Estado sobre los ciudadanos. Socialismo significa marchar hacia la abolición de las clases y la extinción del Estado.
Socialismo es transitar hacia extinción del Estado como forma de organización de la sociedad en beneficio de una minoría dominante.
Hay que acabar con el espejismo democrático y la falsa democracia en el país, donde la “soberanía y el poder del pueblo” se reducen al acto de votar. Quedando la decisión y el destino de la sociedad en manos de una minoría que hoy comprobamos una vez más sólo actúa en beneficio del gran capital.

J. EL PROBLEMA DE PDVSA Y LA POLITICA PETROLERA
LA LUCHA EN TORNO A PDVSA, ES LA VIEJA PERO SIEMPRE PRESENTE LUCHA EN TORNO AL DESTINO FINAL DE NUESTRA RENTA PETROLERA, COMO FUENTE PRINCIPAL DE ACUMULACIÓN DE CAPITAL. EN DEFINITIVA, LO QUE HOY SE DISCUTE Y SE LUCHA ES EL VIEJO PROBLEMA EN TORNO AL CUAL GIRA LA LUCHA DE CLASES EN EL PAÍS Y QUE FUE EXPUESTO HACE MÁS DE 60 AÑOS POR ALBERTO ADRIANI: SEMBRAR EL PETRÓLEO EN EL PAÍS Y COSECHAR EN NUESTRAS FRONTERAS, TRABAJO, ALIMENTACIÓN, VIVIENDA, AGRICULTURA, INDUSTRIA, ESCUELA, SEGURIDAD SOCIAL, EN SÍNTESIS: ELEVAR EL NIVEL DE VIDA Y BIENESTAR PARA LA MAYORÍA DE LOS VENEZOLANOS, O, SEGUIR SEMBRANDO EL PETRÓLEO DENTRO DEL PETRÓLEO, TRASLADANDO AL EXTERIOR LA MAYOR PARTE DE NUESTRAS RIQUEZAS EN BENEFICIO DEL CAPITAL PETROLERO Y FINANCIERO INTERNACIONAL, ENRIQUECIENDO A UNA MINORÍA DE TESTAFERROS, LUGARTENIENTES Y AGENTES DE ESE CAPITAL QUE SE REPARTEN LAS SOBRAS QUE DEJA LA FACTURA PETROLERA.
Este viejo dilema, que a los largo de 80 años, fue resuelto a favor del capital, hoy tiene un componente nuevo, el pueblo y los trabajadores, comienza a conocer sobre la verdad de PDVSA, se empieza a interesar por el problema petrolero y en la lucha por el destino de la renta petrolera, aparece un nuevo actor, un nuevo participante con unos intereses de clases totalmente antagónicos a quienes han manejado y dispuesto de esa renta, en exclusivo beneficio de las minorías dominantes del país.

El problema de PDVSA, es en el fondo el problema del poder político y en consecuencia del futuro de este país. No es posible una verdadera transformación seria y profunda del país, si los trabajadores y el pueblo de Venezuela no controlan políticamente a PDVSA y la pone en función de sus intereses. O PDVSA es definitivamente privatizada, dejando nacionalizada, ese cascaron vacío que se llama PDVSA La Campiña, que se limitará a recibir los dividendos, impuestos y tributos fiscales que sus filiales y asociaciones con el capital internacional en el país y en el exterior, les quiera declarar, como hasta ahora ha ocurrido, y que se profundizara con las empresas mixtas; O; PDVSA es controlada efectivamente por los trabajadores y el pueblo y se convierte en la palanca principal que impulse las transformaciones del país, que verdaderamente beneficien a las grandes mayorías.

Somos un país productor de petróleo, este ha sido y seguirá siendo por muchos años nuestra principal fuente de ingresos. Lo primero que tiene que responder una política petrolera, es ¿para qué?, ¿cuál es el objetivo de la producción petrolera? Estas preguntas solo tienen dos respuestas:

La primera, satisfacer la demanda y el consumo irracional y criminal de los países desarrollados, elevando la producción, ya que lo importante es no perder el mercado, seguir siendo un abastecedor seguro y confiable, como ha sido hasta hoy la política petrolera dominante en el país, o
La segunda; desarrollar una política petrolera racional que conserve este recurso natural agotable que le pertenece no solo a esta generación, sino a las generaciones futuras. Por ello la producción petrolera debe estar sustentada en:

a. Conservación de nuestra principal riqueza:
El barril de petróleo más valioso, es precisamente el que se conserva en la tierra una vez extraído jamás se recuperará.

b. Defender los precios del petróleo en unión con los países de la OPEP. Esto nos permite obtener más ingresos con menos producción, con lo que establecemos un justo equilibrio entre la conservación y explotación racional de un recurso natural no renovable, y logramos los máximos beneficios.

La política de aumentar irracionalmente la producción para lograr mayores mercados, tal como lo han sostenido los famosos “expertos petroleros” que han dirigido la política petrolera del país incluyendo la V república, es sencillamente la política que le interesa al capital internacional y a los gobiernos occidentales, para satisfacer su voracidad creciente de energía barata y a sus socios criollos, incluyendo meritócratas, Cámara Petrolera, Fedecámara, y Venamcham; que aumentaría sus negocios, vía incremento de los costos operativos.
c. Es fundamental en toda política petrolera futura, la conservación y defensa del ambiente. PDVSA y las compañías petroleras no solo deben comenzar a pagar el cuantioso daño ambiental ocasionado al país, sino que todo futuro proyecto de producción petrolera, debe comenzar por responder al impacto ambiental inmediato y futuro. Ejemplo, el faraónico proyecto Mariscal Sucre (CIGMA) en las costas de Paria significa cuantiosas inversiones y empleo temporal a unos miles de trabajadores, a costa de destruir nuestra última gran reserva pesquera como lo es la zona de Rio Caribe, Cumaná, Margarita, los Testigos, lo mismo sucede con la explotación del carbón en la Sierra de Perijá y la Goajira. A cambio de una riqueza transitoria se destruyen recursos naturales que les han proporcionado beneficio y riquezas por miles de años a los habitantes de esas regiones. En síntesis, la viabilidad de todo proyecto petrolero únicamente no puede ser medida en puros términos económicos, técnicos o financieros, sino también y en primer término en el daño ambiental que puede ocasionar.
d. El paro golpista de Diciembre que daño seriamente la producción petrolera y paralizó el suministro de productos básicos, ha servido para demostrar que nuestra economía no puede seguir depender de una sola industria. La vida económica y política del país no puede seguir siendo decidida desde el exterior por las fluctuaciones en los precios del petróleo; por la lucha por el reparto de los grandes yacimientos petroleros y por una casi total dependencia de nuestros insumos alimenticios, y prácticamente de todo tipo. En pocas palabras la lucha planteada es por el derrocamiento del Estado venezolano y no por unas simples reformas. Hay que construir desde hoy una economía que nos independice de la producción petrolera y rompa la dependencia alimenticia y de todo tipo que tenemos con el exterior.
Ochenta años de explotación petrolera, bajo el dominio del capital privado o estadal, nacional o extranjero, han demostrado con absoluta claridad que el camino de la privatización, de las asociaciones con el capital y gobiernos extranjeros, es sencillamente el de más miseria y hambre para el pueblo.
La producción petrolera de Venezuela, debe estar en función de las necesidades de la mayoría de la población presente y futura, y en ningún momento sobre la base de las apetencias del capital petrolero internacional.
Como se puede avanzar hacia una mejor sociedad cuando nuestra principal fuente de acumulación de capital fruto del petróleo sale en un 75% al exterior, vía costos y gastos, especialmente en compra de petróleo.

EL PDVSA es una simple empresa productora de petróleo. Sus trabajadores, técnicos o ingenieros, no son ningunos seres privilegiados y sus directivos no pueden disponer libremente, no solo de nuestro recurso más importante, sino del producto del trabajo de miles de trabajadores.

PDVSA debe operar bien, en beneficio de todos y bajo ningún concepto puede ser trampolín de privilegios y menos de beneficios, a los cuales no tienen acceso la mayoría de la población.
No se puede olvidar jamás, ni echar en saco roto, lo que hoy es de todos conocido; la mayor estafa y crimen cometido en el país, como es el saqueo de nuestra riqueza petrolera, tuvo como principal aliado la desinformación y el ocultamiento de lo que pasaba en la industria. La experiencia de los últimos años es demasiado contundente para olvidar lo que significa no estar informado de lo que ocurría en PDVSA.

K. EL PROBLEMA DE LA INSEGURIDAD Y EL ARMAMENTO GENERAL DE LA POBLACION
La inseguridad personal, la violencia policial y la impunidad judicial existente en todos los ordenes de nuestra sociedad tienen una sola explicación: la existencia de un sistema de desigualdades y explotación que solo puede mantenerse aumentando la violencia contra los de abajo y desarrollando la impunidad para su funcionarios policiales y militares y aún para los delincuentes, que en definitiva se convierten en sus aliados y reservas más importantes para sus cuerpos policiales, paramilitares, compañías de seguridad o sicarios.
Como pueden los trabajadores y explotados defender sus derechos, ejercer el poder, garantizar sus libertades si están desarmados ante el Estado y su ejercito y policía que “constitucionalmente” tienen “el monopolio legitimo de la violencia”, precisamente para ejercerla a diario contra los de abajo.
Sólo el armamento general de la población, especialmente la trabajadora y el establecimiento de auténticos tribunales populares pueden ser el mecanismo más efectivo para luchar contra los grandes agentes de la inseguridad en el país: las policías, los militares y los delincuentes.
…”el primer decreto de la Comuna fue para suprimir el ejército permanente y sustituirlo por el pueblo armado”... Carlos Marx. La Guerra Civil en Francia
Si la inseguridad la engendra el desempleo, la miseria, la pobreza, el atraso cultural, la propaganda consumista que hace del dinero el único medio de felicidad, si son estas, entre otras las causas finales de la violencia social en el país, entonces ataquemos el problema en la raíz y no en sus consecuencias.
La inseguridad y violencia social, no se supera con más cárceles, policías, militares, tribunales, leyes draconianas, mas represivas o reduciendo a 16 años la edad penal de nuestros jóvenes. La violencia y la inseguridad se soluciona con trabajo, oportunidades para todos, educación y no estimulando la impunidad. Esto solo puede realizarlo un gobierno de los trabajadores y nunca uno que represente al capital.

L.- EL PROBLEMA DE LA VIVIENDA
Hoy las familias sin vivienda en el país han aumentado, luego de 8 años de “revolución” el déficit de vivienda lejos de disminuir lo ha hecho es aumentar. Se calcula en no menos de 3 MILLONES de viviendas el déficit habitacional nacional. Como sino a partir de la existencia del capitalismo se puede explicar tamaña injusticia.
Este país tiene arcilla, caliza para cemento, arena, piedra, hierro, aluminio, madera, arena para vidrio, en fin todos los materiales necesarios para dotar a cada familia de una vivienda decorosa. A lo anterior hay que unirle una fuente de acumulación de capital como es el petróleo que bien puede financiar un verdadero plan de vivienda. El problema de la vivienda jamás tendrá solución mientras los planes de vivienda estén bajo el control de la banca y del capital privado.

M. EL PROBLEMA DEL I.I.R.S.A Y EL VERDADERO PAPEL DE VENEZUELA DENTRO DE LOS PLANES DEL IMPERIALISMO MUNDIAL
Todos los venezolanos deben conocer y ser informados de lo que significa el IIRSA como el plan del capital norteamericano, europeo, chino, ruso, indio y japonés para el saqueo del agua, recursos energéticos, biodiversidad y minerales de Suramérica.
Deben conocer que el ALBA, Banco del Sur, Petroamerica, Mercosur y otras tantas iniciativas que se han vendido como revolucionarias, no son más que medidas que se inscriben dentro de este plan del capital internacional.
En dicho plan, Venezuela tiene asignado el papel de proveedor de energía, apertura de su minería al capital extranjero y financista de los planes de integración, especialmente energético y como comprador de la deuda de las burguesías suramericanas.
Este plan de saqueo y destrucción de Suramérica lo viene firmando y ejecutando este gobierno desde el año 2000. La Reforma constitucional propuesta es precisamente para terminar de adecuar la Constitución del país a los planes del IIRSA.

N. EL PROBLEMA DE LA CORRUPCIÓN COMO FUENTE PRINCIPAL DE ACUMULACIÓN DE CAPITAL EN EL PAIS
El robo y apropiación del dinero público ha sido desde la época de la primera república, la principal forma de acumulación de capital, tanto para la burguesía parasitaria del país, como para la burguesía internacional. La razón es elemental si 100 mil trabajadores producen 100 MMM$ al año el problema para el capital y la burguesía es como apropiarse de esta renta que produce el petróleo. Por ello en este país para la burguesía “desarrollo económico”, “acumulación de capital”, significa sencillamente como robar el Estado. Que banquero, “industrial” o agricultor capitalista del campo va a estar pensando en inversión y producción si el problema para ellos “no es que le den sino que le pongan donde hay”.
La razón es sencilla: este país desde que llegaron los españoles es para saquearlo. A este país hay que sacarle no solo el petróleo, hierro, aluminio y carbón, sino también los dólares que se producen por su venta; y que mejor mecanismo que la corrupción pura y simple unida a la dependencia, la inflación y el endeudamiento eterno.

O.- EL PROBLEMA DE LA VIOLENCIA Y EXCLUSION DE LA MUJER.
No puede haber una verdadera revolución socialista si la mitad de la humanidad no se incorpora a ella y sus aspiraciones y reivindicaciones no están claramente reflejadas en el programa revolucionario.
….”En la relación con la mujer, como presa y servidora de la lujuria comunitaria, se expresa la infinita degradación en la que el hombre existe para si mismo, pues el secreto de esta relación tiene su expresión inequívoca, decisiva, manifiesta, revelada, en la relación del hombre con la mujer y en la forma de concebirla inmediata y natural relación genérica. La relación inmediata, natural y necesaria del hombre con el hombre, es la relación del hombre con la mujer. En esta relación natural de los géneros, la relación del hombre con la naturaleza es inmediatamente su relación con el hombre, del mismo modo que la relación con el hombre es inmediatamente su relación con la naturaleza, su propia determinación natural. En esta relación se evidencia, pues, de manera sensible, reducida a un hecho visible, en qué medida la esencia humana se ha convertido para el hombre en naturaleza o en qué medida la naturaleza se ha convertido en esencia humana del hombre. Con esta relación se puede juzgar él grado de cultura del hombre en su totalidad. Del carácter de esta relación se deduce la medida en que el hombre se ha convertido en ser genérico, en hombre, y se ha comprendido como tal; la relación del hombre con la mujer es la relación más natural del hombre con el hombre. En ella se muestra en qué medida la conducta natural del hombre se ha hecho humana o en qué medida su naturaleza humana se ha hecho para él naturaleza. Se muestra también en esta relación la extensión en que la necesidad del hombre se ha hecho necesidad humana, en qué extensión el otro hombre en cuanto hombre se ha convertido para él en necesidad; en qué medida él, en su más individual existencia, es, al mismo tiempo, ser colectivo”…(Marx: Manuscritos 1844)
“…Si suponemos al hombre como hombre y a su relación con el mundo como una relación humana, sólo se puede cambiar amor por amor, confianza por confianza, etc. Si se quiere gozar del arte hasta ser un hombre artísticamente educado; si se quiere ejercer influjo sobre otro hombre, hay que ser un hombre que actúe sobre los otros de modo realmente estimulante e incitante. Cada una de las relaciones con el hombre —y con la naturaleza— ha de ser una exteriorización determinada de la vida individual real que se corresponda con el objeto de la voluntad. Si amas sin despertar amor, esto es, si tu amor, en cuanto amor, no produce amor recíproco, si mediante una exteriorización vital como hombre amante no te conviertes en hombre amado, tu amor es impotente, una desgracia”...( Ídem)
“El comunismo es “un movimiento de resistencia contra la destrucción del amor en la realidad social” (Paul Tillich)”.

P.-EL OBJETIVO FINAL DE TODA REVOLUCIÓN SOCIALISTA ES EN DEFINITIVA LA FORMACIÓN DE UN VERDADERO SER HUMANO DENTRO DE UNA COMUNIDAD UNIVERSAL DE SERES LIBRES.
El problema no es crear una nueva base material y suministrarle más o menos bienes a los seres humanos, sino en transformar el carácter del ser humano, donde su condición y facultades realmente humanas como el amor, la creatividad, la solidaridad, la ayuda mutua, en otras palabras la libertad y la felicidad dejen de ser meras palabras y promesas para el más allá y se conviertan en la condición elemental y diaria de la existencia humana. El amor, el trabajo y el conocimiento se deben convertir en los principios que rijan nuestras vidas, de manera tal que la libertad y la felicidad se conviertan en la esencia de los seres humanos que se han elevado por encima de los animales.
Si en verdad se quiere construir un movimiento social autónomo, de clase, enfrentando al capital y su Estado, es necesario que se construya una organización en todos los niveles y escenarios políticos, económicos, ideológicos y militares que se convierta en una real alternativa de poder, que pueda transformar la actual crisis de gobernabilidad que enfrenta a los sectores de la burguesía (la burocracia oficial y la oposición colaboracionista) de como ejercer la dominación en una real crisis por el poder entre el capital y el trabajo, entre explotadores y explotados.
La única garantía en la construcción de ese movimiento autónomo de clases es dotarlo de un programa de clase, no de una constitución. Solo un programa de lucha que nos guíe en torno a un fin y nos de una sólida posición ideológica y de clase, puede servirnos como un verdadero medio de unión para todos los luchadores sociales contra el capital y su Estado. La experiencia de estos 10 años de “revolución”, nos dice con absoluta claridad que una revolución en beneficio de las mayorías solo es posible a partir de las luchas concretas de los trabajadores y explotados contra el Estado y los patronos que los oprimen.

Si algo tiene como principio toda Revolución Socialista es que ella no es obra de Mesías, Estados benefactores, gobiernos que transfieren poder o vanguardias iluminadas, sino que es obra de los propios trabajadores y masas explotadas, ya bien lo inscribió la Primera Internacional como su divisa”: “LA EMANCIPACIÓN DE LOS TRABAJADORES SERA OBRA DE LOS TRABAJADORES MISMOS"



0 comentarios:

Subscribete via email

Introduce tu e-mail y recibe nuevas publicaciones en tu correo:

Impartido por FeedBurner

Nota: Confirma tu suscripción en tu E-mail. sino esta en bandeja de entrada, puede que este como spam

EXPRESATE!

Audio Video

Author

Buscar en el blog