No al Imperialismo

Todas las entradas

Contacto

Administrador:

ccc2008mcy@gmail.com

FRASES:

“Si la edificación del porvenir y su determinación definitiva no nos incumbe, conocemos, en cambio muy bien nuestra misión actual: me refiero a la crítica implacable de todo el orden existente, crítica implacable por qué no retrocede ante ninguno de sus resultados ni tampoco ante los conflictos con los poderes del día”
Carlos Marx


“El gobierno siempre se pone de parte de los poderosos defendiendo sus intereses, pero los intereses de los pobres los tiene que defender la propia comunidad organizada”.
P. Álvaro Ulcué.
Cabimas 2008. Con la tecnología de Blogger.

Social

Quienes Somos

Mi foto
“Yo he sido tierra desangrada y tan solo me han restañado mis heridas con el falso bálsamo de un utópico progreso donde la verdadera cultura ha sido nula. Mis hijos tan sólo se han contentado en ver alzarse tormentosos, chupadores de mi savia. Me han llenado de úlceras; pero hoy me he sentido con mi corazón repleto de alegría y esperanza ante la presencia de este evento que me ha traído un mensaje de un porvenir espiritual que redundará en progreso material, también. Así lo dice hoy la ciudad de Cabimas en este día glorioso”. Salvador Valero. Cabimas 1970.

Ultima Entrada

Una Opinión No-Cinematográfica EL HIJO DE SAÚL

Liberate

Entrada Popular

Se tu, SER

Recent Posts

Archivo del blog

Like on Facebook

Text Widget

Contact Us

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Recent Posts

PUEBLO ellos SON:

PUEBLO ellos SON:
NO te dejes engañar, un DISCURSO con otra ACCION = FASCISMO
1.- EL PROBLEMA CENTRAL PARA EL PUEBLO

El problema central para el pueblo, es el mismo problema que viene padeciendo desde hace varias décadas y por el cual ha votado varias veces a favor de Chávez, como en ningún momento en la historia política del país. Para los excluidos, para los pobres, el problema no es contarse, votar por éste o por aquel, ni elegir sus “representantes populares”. Para el trabajador venezolano y para los pobres, el problema es llevar una vida digna y conforme a una familia humana, de acuerdo al nivel de progreso y bienestar que históricamente ha alcanzado la humanidad, como fruto precisamente del trabajo concreto y creador de toda la riqueza material de la sociedad, que ha realizado y realizan millones de esclavos, campesinos, obreros, hombres y mujeres que todo lo producen y nada tienen.

Los problemas que le interesan al pueblo, por el cual trabajan y están dispuesto a luchar, no son precisamente los abstractos, vagos y genéricos “derechos y libertades democráticas”, o constitucionales sino:

1. Trabajo creador y placentero como condición natural común a todo ser humano.

2. Alimentación diaria como condición elemental para el sostenimiento de la vida.

3. Vivienda digna, cómoda y confortable necesaria a toda familia humana.

4. Vestido y calzado como le corresponde a todo hombre y mujer.

5. Salud y educación como necesidades humanas básicas.

6. Servicios colectivos esenciales para el verdadero desarrollo de la vida social: transporte, comunicaciones, energía, agua, recreacionales, etc.

7. Seguridad y tranquilidad como condiciones esenciales para el disfrute pleno de la vida.

8. Tiempo libre para el ocio creador y recreativo. Sólo con un mayor tiempo libre, liberado del trabajo embrutecedor, podrán los seres humanos llevar una vida digna de la especie a la que pertenecemos. La vida es para el amor, la amistad, la creatividad, el conocimiento. De otra manera no tiene sentido vivirla.

9. Total y absoluto acceso a la información y los medios para adquirirla y difundirla, como condición básica para la participación consciente en la toma de decisiones de los problemas centrales de toda sociedad.

10. Soberanía y autodeterminación como condición elemental de existencia común a todo pueblo.

11. Respeto, cuido y conservación del ambiente, sin el cual no se concibe la vida en el planeta.

12. Uso y desarrollo de una tecnología al servicio de la felicidad humana y en armonía con el ambiente.


13. Ejercicio pleno de la democracia, las libertades, la administración y control de la actividad publica hoy en manos del Estado, por la mayoría de la poblacion

Estos son entre otros, los verdaderos problemas del pueblo, por cuya solución viene votando y luchando desde hace décadas y hoy la lucha de clases en el país y en el mundo lo ha colocado en una verdadera encrucijada, donde precisamente la toma del poder político con el problema militar que ello conlleva se convierte en el verdadero problema para el pueblo, para los trabajadores y de cuya solución depende su futuro, su vida o su muerte, su esclavitud o liberación definitiva.


2.- LOS PROBLEMAS VERDADEROS DE UNA REVOLUCIÓN VERDADERA:

Una revolución es antes que nada, la sustitución de una sociedad por otra. De una clase opresora por la clase oprimida revolucionaria, portadora de un nuevo modo de producción y de organización social.
La revolución presupone enfrentar y resolver los problemas de la política y del camino a seguir para la toma y conservación del poder político. Esto incluye el programa de transformación revolucionaria de la sociedad que se quiere construir. Una revolución significa que la masa trabajadora revolucionaria y los revolucionarios, entre ellos deben tener claridad acerca:

1. Del contenido de clase de la revolución de la cual se habla.
2. Del enemigo principal cuya derrota es primordial para el inicio de la revolución.
3. La clase social dirigente del proceso y la masa popular revolucionaria, interesada en dicha revolución y principal beneficiaria de los cambios a introducirse.
4. La política de alianzas nacionales e internacionales a desarrollar en función de la toma del poder. Esto presupone la posición ante las diversas clases y sectores sociales que giran alrededor del proceso revolucionario.
5. Cuáles son las formas de organización y de lucha a desarrollar a lo largo del proceso revolucionario.
6. El papel de la violencia en dicha revolución.

Una revolución se inicia verdaderamente cuando las clases oprimidas y la masa popular revolucionaria toman el poder político, y es como decía un líder de la revolución argelina: “Cuando verdaderamente comienzan los problemas de la revolución”.

Cuáles son estos problemas (entre otros):

a. La toma y conservación del poder político. La sustitución del aparato estatal, de la máquina opresora, por un nuevo Estado cuya misión es precisamente extinguirse. Armamento general de los sectores trabajadores y de la población que derrocan el poder burgues.
b. La relación entre la democracia plena, verdadera y efectiva para la mayoría oprimida que ha tomado y ejerce el poder; y la necesidad de la violencia popular revolucionaria, implacable contra la minoría derrocada y sus intentos por restablecer el orden perdido.
c. La propiedad sobre los medios de producción fundamentales de la sociedad. Vale decir, tierras, minas, fábricas, medios de transporte y comunicación, servicios esenciales, etc.
d. El objetivo de la producción de los bienes y servicios y, por ende, el fin de la economía. Definir entre producir para la máxima ganancia y el afán de lucro de la minoría o para la satisfacción plena de las necesidades de los trabajadores que son a su vez productores y deben ser los consumidores de lo producido por ellos.
e. El problema de la ciencia y de la tecnología en una sociedad basada en la satisfacción de las necesidades humanas que conlleva el necesario y obligatorio respeto por el ambiente.
La ciencia y la tecnología jamás han sido neutras socialmente, en todo tiempo y lugar han tenido un contenido de clase. No se puede desarrollar una ciencia y tecnología por muy productiva y eficaz que sea, si ella implica la destrucción del ambiente y la explotación del ser humano.
f. La conservación y el cuido del ambiente. Hay que entender que la vida es una relación armoniosa con el ambiente y que la tierra no es más que un superorganismo sin fronteras.
g. El carácter internacional y permanente del proceso revolucionario. Toda revolución puede tener un comienzo en las fronteras de cualquier país, pero su triunfo definitivo sólo puede ser posible a nivel mundial. La posibilidad objetiva de vencer una intervención extranjera, aún con todo el poderío militar y tecnológico del imperio, se fundamenta en algunos hechos que a menudo se olvidan o subestiman.

La crisis que afecta a la mayoría de la población del mundo, seguirá incrementándose en virtud de la propia ley de concentración y centralizacion del capital. Esta crisis afecta hoy no sólo al llamado tercer mundo, sino a los mismos países industrializados. El desempleo y la miseria creciente en EE.UU, Europa, etc., van a incrementar objetivamente la lucha de clases en dichos países, de tal manera que los policías del mundo tendrían su propio Vietnam interior. El incremento de la población extranjera, proveniente del tercer mundo hacia estos países, formando una masa proletaria atrozmente explotada, a la larga se convertirá en auténticas bombas de tiempo. Y no es lo mismo intervenir en Irak o programar una guerra como la de Kosovo o Afganistan, donde se controla totalmente los bandos en pugna, que intervenir en cualquier país, teniendo un frente interno.

Si observamos con detenimiento todo ese período de la llamada Guerra Fría, virtualmente todas las guerras fueron controladas, programadas, decididas o negociadas por los países imperialistas, incluyendo en ellos a la URSS - China. Piénsese solamente en auténticas guerras de clases, donde los policías del mundo se enfrenten a pueblos armados en lucha por su total y auténtica liberación, tal como sucede hoy en Irak y Palestina, no enfrentándose a Ejércitos Permanentes de la minoría interna dominante, no importando el disfraz religioso, nacionalista o étnico que éste adopte.

Hoy, la estrategia del CHE, “de crear uno, dos o tres Vietnam”, adquiere plena vigencia y junto a la estrategia militar desarrollada por la Revolución Cultural China (el pueblo armado dispuesto ideológicamente a combatir en cualquier lugar del mundo sin reconocer fronteras), se convierten de hecho en no sólo la única estrategia militar posible para enfrentar al policía del mundo; sino que esta estrategia es la única que puede objetivamente garantizar el triunfo y la permanencia de la revolución.

h. El problema de la conciencia y de la formación de un nuevo ser humano en armonía y unión con s semejantes y su ambiente, como el verdadero fin de una revolución.
i. Recuperar el carácter creador, placentero y directamente social del trabajo humano. Superar la contradicción entre trabajo intelectual y trabajo manual.
j. La superación de la contradicción entre el campo y la ciudad.
k. El aumento del tiempo libre para el disfrute del ocio creador y recreativo; que en definitiva es el verdadero sentido de la vida humana.
l. El establecimiento de una familia verdaderamente humana, fundada en la plena igualdad, la libertad sexual, la ayuda mutua, la cooperación, el amor y la amistad entre los géneros y entre padres e hijos.
J.- Establecimiento de inmediato de la plena y real igualdad de la mujer en todos los órdenes de la vida social. Especialmente el establecimiento de tribunales constituidos por las mujeres victimas para juzgar las diversas formas de agresión y discriminación machista o del género contra ellas.


3.- ELEMENTOS PARA UN PROGRAMA DE ACCIÓN INMEDIATA

La situación que se vive en Venezuela, fruto de la crisis que en todos los órdenes la sacude, y que le impide a la clase dominante ejercer su dominación en forma “democrática y pacífica”, les abre a los trabajadores y al pueblo, condiciones de lucha y de organización que deben ser aprovechadas para ampliar las luchas populares contra el enemigo principal: el Gran Capital.

En ese sentido, aún bajo las condiciones de dominio del capitalismo que existe en el país, los trabajadores pueden y deben buscar la alianza con otros sectores sociales del campo y la ciudad, a través de un conjunto de medidas políticas y económicas que ataquen al enemigo, lo debiliten, permitiendo conquistas que lo acerquen al objetivo principal: El derrocamiento del poder y orden capitalista vigente en el país.

Es por ello que creemos que el conjunto de medidas que a continuación se exponen, pueden servir para iniciar en el seno del movimiento popular, un plan de acción y de lucha, que nos trace un norte común:

1) Control social y obrero de PDVSA, empresas del Estado y tierras públicas. Definir el carácter de la producción y la orientación social participativa de la inversión pública y de las empresas del Estado.

PDVSA y las empresas básicas, bajo control social. Deben ser empresas productivas, que generen la mayor cantidad de beneficio colectivo. Lo que implica de hecho: Establecer una política petrolera, realmente soberana e internacionalista:
o Respeto y conservación del ambiente.
o Regular la producción de acuerdo a las necesidades de acumulación de capital.
o Revisar; suspender o modificar:
 Convenios operativos y empresas mixtas.
 Negocios internacionales.
 Outsourcing.
 Estructura corporativa y organizacional de la industria.
o Abolir el secreto en los negocios de PDVSA.
o Industrializar el gas y el petróleo.
o Desarrollo tecnológico petrolero nacional.
• Modificación y adecuación de la constitución y leyes sobre la materia energética que lesionan los intereses del país.
• Auditoría y control social, de toda administración pública

2) Regulación de toda la actividad energética, recursos naturales y del ambiente, a partir de las propias comunidades y basado en conocimientos científicos y conservacionistas, sobre su explotación y uso.

3.) Revisión y reestructuración de la deuda interna y externa, de acuerdo a los intereses del país y el establecimiento de responsabilidades en la contratación de dicha deuda. No pagar la deuda pública asumida por el capital privado ni la asumida por el Estado en condiciones leoninas..

4) Lucha frontal y juicio contra la corrupción de la Cuarta y Quinta República, comenzando por los indiciados en la Quinta: PDVSA, CVG, BCV, EDELCA, Plan Bolívar 2000,Ministerios, tribunales etc.

5) Reducción de la jornada de trabajo a 6 horas en las áreas productivas lesivas a la salud, en las empresas básicas y otras industrias.

6) Reducción de los sueldos y salarios de la alta burocracia de la administración pública. Estableciendo un salario máximo en todos organismos del Estado.

7) Venta de los activos de PDVSA en el exterior, que sólo sirven de mecanismo de transferencia oculta de capital nacional a los mercados financieros internacionales.

8) Reducción inmediata de la tasa de interés bancaria a un máximo de un 5% anual
Concentración del dinero público en un solo banco.

9) Mantener el control de cambio. Los industriales capitalistas partidarios de la libertad, la libre empresa, la libre competencia y la concepción del mercado como el mecanismo de asignación de los recursos dentro de la sociedad; que demuestren la eficacia de su sistema, sin ayuda del Estado y sin los dólares de CADIVI.

10) Investigación de los depósitos en el exterior, de dinero de procedencia nacional.

11) Suspensión gradual y creciente de las importaciones de bienes de consumo productivo y personal, que pueden producirse (y han sido producidos) en el país, entre ellos:
- Alimentos.
- Vestidos.
- Calzados.
- Medicamentos, etc.

12) Regulación y control social de la producción privada, estableciendo claramente:
- Control obrero sobre la produccion
- Auditoría y examen de los costos de producción.
- Control de precios.
- Límite de ganancia.
Total, esta regulación no tiene nada de socialismo, sino que es una práctica común en cualquier país capitalista. En el pasado se aplico en Venezuela. En resumida se trata de acabar con el secreto comercial, y financiero fuente de robos y estafas por parte del capital.

13) Reactivar la agricultura:

+ Uso racional y planificado de la tierra.
+ Control real de la agroindustria.
+ simplificar la cadena productor – consumidor.
+ modificar los patrones de consumo, especialmente alimenticios, que nos han impuesto y que nos han convertido en un país dependiente, sin seguridad alimenticia, donde la población se debate entre el hambre y las enfermedades, fruto de la mala y pésima alimentación, impuesta por el capital.
+ Repoblamiento del campo.
+ declarar la producción nacional de alimentos como un problema de soberanía y seguridad nacional.

14) Las comunicaciones y los medios de información no pueden estar en manos privadas y menos de empresas extranjeras. Estos deben pasar a control de los trabajadores y masas organizadas.

15) Congelamiento y reducción progresiva de las tarifas de los servicios públicos esenciales, vale mencionar:
_ Electricidad.
_ agua.
_ Gas.
_ Comunicaciones.
_ Salud. Sistema único de salud
_ Educación.

16) Eliminación inmediata del IVA .
17) Control social y autogestionario de los servicios sociales públicos en cada comunidad:
+ Educación.
+ Salud.
+ Aseo urbano.
+ Seguridad.
+ Recreación / cultura / deporte.

18) Reducción de la burocracia pública a todos los niveles.

19) Desarrollo del Pueblo en Armas y la autodefensa, como estrategia militar para la defensa de los intereses y derechos del pueblo trabajador.
20) establecer tribunales populares donde las víctimas sean los jueces y jurado de sus victimarios. Hay que combatir la impunidad policial y judicial evitando la mercantilización y negocio en lo que se ha convertido la administración de ‘justicia”.

0 comentarios:

Subscribete via email

Introduce tu e-mail y recibe nuevas publicaciones en tu correo:

Impartido por FeedBurner

Nota: Confirma tu suscripción en tu E-mail. sino esta en bandeja de entrada, puede que este como spam

EXPRESATE!

Audio Video

Author

Buscar en el blog