No al Imperialismo

Todas las entradas

Contacto

Administrador:

ccc2008mcy@gmail.com

FRASES:

“Si la edificación del porvenir y su determinación definitiva no nos incumbe, conocemos, en cambio muy bien nuestra misión actual: me refiero a la crítica implacable de todo el orden existente, crítica implacable por qué no retrocede ante ninguno de sus resultados ni tampoco ante los conflictos con los poderes del día”
Carlos Marx


“El gobierno siempre se pone de parte de los poderosos defendiendo sus intereses, pero los intereses de los pobres los tiene que defender la propia comunidad organizada”.
P. Álvaro Ulcué.
Cabimas 2008. Con la tecnología de Blogger.

Social

Quienes Somos

Mi foto
“Yo he sido tierra desangrada y tan solo me han restañado mis heridas con el falso bálsamo de un utópico progreso donde la verdadera cultura ha sido nula. Mis hijos tan sólo se han contentado en ver alzarse tormentosos, chupadores de mi savia. Me han llenado de úlceras; pero hoy me he sentido con mi corazón repleto de alegría y esperanza ante la presencia de este evento que me ha traído un mensaje de un porvenir espiritual que redundará en progreso material, también. Así lo dice hoy la ciudad de Cabimas en este día glorioso”. Salvador Valero. Cabimas 1970.

Ultima Entrada

Una Opinión No-Cinematográfica EL HIJO DE SAÚL

Liberate

Entrada Popular

Se tu, SER

Recent Posts

Archivo del blog

Like on Facebook

Text Widget

Contact Us

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Recent Posts

PUEBLO ellos SON:

PUEBLO ellos SON:
NO te dejes engañar, un DISCURSO con otra ACCION = FASCISMO
En cuatro hatos pertenecientes al grupo de Fernández Barrueco, intervenidas con medida cautelar de aseguramiento, se han perdido miles de millones en bienes.
Por Francisco Olivares

Bienes perdidos
Con el grito de "trabajadores unidos, rumbo al socialismo del siglo XXI" y la consigna de "patria socialismo o muerte" trabajadores de la finca Vista al Valle recibieron a las autoridades, que desde diciembre de 2009, se encargarían de los destinos de la granja, especializada en la cría de caballos cuarto de milla, ubicada en Valles del Tuy.

Aunque la incertidumbre estaba presente en el sentimiento de los 16 trabajadores que allí laboraban, las promesas de un futuro mejor y mejoras en sus condiciones de trabajo, llenó de esperanzas al grupo de empleados para que abrieran los brazos a los nuevos lineamientos que traían los camisas rojas, de transformar la finca de cría, en una empresa socialista donde los trabajadores tendrían el control.

A un año de esa confiscación, la tercera parte de ellos fueron despedidos, gran parte de los activos de la finca han desaparecido, la empresa sobrevive gracias al subsidio del Gobierno y los despedidos tratan al menos de recuperar sus prestaciones sociales y parte de lo adeudado.

Esta finca, además de la cría de los caballos de raza para exportación, era también un centro de genética de la raza brahman de ganado. La finca formó parte del Grupo de Ganadería Portuguesa, que pertenecen al empresario Ricardo Fernández Barrueco, y hoy están en manos del Gobierno bolivariano, como consecuencia de la intervención de tres bancos que estaban en proceso de compra por parte del grupo de Fernández Barrueco (GFB).

Sueño desvanecido
Pero el sueño socialista se desvaneció en poco tiempo. Tras el grupo interventor, la finca fue asignada al Ministerio de las Comunas, y este organismo, a través del viceministerio de Protección Social, designó como coordinador al funcionario Alfredo Arrieche. "Allí comenzaron los problemas", dice Jesús Carrera, uno de los despedidos consultados por El Universal.

La finca ya no sería un centro de cría como tradicionalmente lo fue, sino que allí se instalaría un centro de equino terapia para niños con discapacidad. Pasado el tiempo, nunca se desarrolló dicho centro de terapia, pero tampoco se mantuvo el centro de cría. "Ahora la finca no produce nada sino gastos" dice uno de los trabajadores despedidos.


Es así que el grupo de trabajadores, siguiendo los lineamientos del comandante Hugo Chávez, comenzaron a ejercer la "contraloría social" y denunciaron ante el Ministerio de las Comunas las irregularidades que a diario observaban en la finca.

Al tiempo que fueron perdiendo los beneficios, como el bono de alimentación que les suministraba la antigua "Fundación Vista al Valle", comenzaron a observar abiertas irregularidades como el saqueo de los bienes, sobreprecios en la compra de alimentos para los caballos y pago de nóminas fantasmas.

La presión sobre al extremo, hasta que 15 de sus trabajadores suscribieron en agosto de 2010 una carta dirigida a la viceministra de Protección Social, Angélica Romero, ante quien, dándole "un saludo patriótico, socialista y revolucionario, plantearon sus quejas.

En ella señalaron que se les había desconocido sus beneficios como "cesta ticket, política habitacional, seguro social" entre otras reivindicaciones, señalando como responsables a Alfredo Arrieche, director general y a Oscar Vera, administrador. "Ya son 9 meses que nos tienen esperando y nuestra paciencia ya está terminando, somos trabajadores de clase muy baja, vivimos del sueldo semanal que nos pagan, no nos reconocen los días feriados trabajados, existen deudas que no quieren reconocer".

"Hay deterioro de la finca, mantenimiento y funcionamiento en general, muerte de animales entre otros. Se han llevado objetos de valor de la casa, hay malversación de fondos y maltratos y amenazas por parte del administrador designado en la finca y el director está al tanto porque se lo hemos comunicado y no tiene la voluntad de solucionar nuestra problemática (tenemos pruebas de las mismas)". Dicen los trabajadores en su carta.

"Señora viceministra -aclaran los reclamantes- nosotros creemos y estamos en este proceso y sabemos que usted no está al tanto de esto, por tal motivo, pedimos que se apersone o mande una comisión para que investigue nuestra situación laboral y las irregularidades que se están presentando con estas dos personas ya que no queremos que esto vaya a llegar a la luz pública (los trapos sucios se lavan en casa) y la oposición se aprovecha de cualquier irregularidad para echarle más leña al fuego y culpar al proceso que lleva nuestro presidente Chávez".

Desde luego que el llamado de los trabajadores nunca fueron respondido, cinco de los 16 trabajadores fueron despedidos desde el 13 de septiembre. Por su parte la finca sigue improductiva con gastos mensuales por 200 millones de bolívares fuertes que se pagan a través del Ministerio de Agricultura y Tierras y sin ninguna utilidad para la comunidad o para el país.

Cabe destacar que la finca está ubicada en una zona rural de poca población en la que hay pocas fuentes de trabajo. El caballo cuarto de milla es una raza muy apetecida por su versatilidad, utilizado en rodeos, salto y hasta para el trabajo agrícola. Esta raza tiene un alto valor en el mercado internacional y para el momento de la ocupación de la finca existían 124 ejemplares. Al poco tiempo de ser tomada la finca murió el padrote de nombre "Billy" de la modalidad muy especial "halter", un ejemplar de muy alto valor. La muerte se produjo por impericia de los administradores, cuando, al terminarse el alimento especial que consumía, le dieron maíz amarillo que le ocasionó un cólico. Otros caballos están sufriendo la misma suerte.

Un año de ocupación
Taijara Espinoza ya tiene un año desempleada. El 20 de noviembre se cumple un año de un día que para ella será difícil olvidar. Trabajaba en las oficinas en El Rosal de Caracas en donde funcionaba toda la estructura administrativa del grupo de empresas agro industriales del Ricardo Fernández Barrueco.

Recuerda que de pronto llegó la Guardia Nacional, con el Indepabis como si estuvieran allanando a unos narcotraficantes. A los empleados los aislaron sin poder trabajar o tocar los implementos de trabajo. Los dejaban en el área de la cocina todo el día mientras los interventores inspeccionaban los archivos.

Tras una semana en esa situación los obligaron a firmar una carta de renuncia. "Todos terminamos firmando y aceptando sin defender nuestros derechos, quizás por miedo" dice la ex empleada quien era la tesorera del GFB. "Fuimos sacados de la nómina, no fuimos liquidados y nos dejaron sin prestaciones sociales, al menos los gerentes y profesionales que fueron despedidos".

Señala Espinosa que para el momento todas las plantas del grupo estaban en plena producción. Especialmente las del sector maíz que, según explica, ya estaba asegurada la cosecha de 2010 en la que se procesarían 172.00 toneladas, provenientes del hato Santa Rosa, ubicado en Portuguesa.

Indica que nunca pudieron operar y poner a producir las empresas porque el concepto que manejaba el grupo era integral y una organización como esa requiere de conocimiento y muchos años de inversión. Por ejemplo, la empresa Profinca financiaba a los agricultores, manejaba el almacenamiento y luego la distribución. Lo mismo ocurría con los hatos, cada uno de los cuales cumplía una parte en el proceso desde genética, cría y beneficio.

Las pérdidas
Estima Gastón Saldivia, abogado del grupo de empresas de Fernández Barrueco, que las pérdidas solo en las cuatro fincas del grupo está en el orden de los 10 mil millones de BF, sin contar los avalúos en tierras e infraestructura.

Sostiene que el ganado cebubino desapareció. En tanto que el de ceba que iba para beneficio en 2010, se lo llevaron al matadero que tiene el Gobierno en Barinas y fue beneficiado, pero denuncia que el dinero producto de la venta no entró en ninguna cuenta oficial y no se conoce qué destino se le dio.

Otra parte del ganado de los hatos ubicados en Apure, Barinas y Portuguesa murió por falta de alimentación y mala praxis. En total indica que se perdieron 20 mil cabezas de ganado brahman blanco criado por inseminación artificial y 1.600 búfalos.

Las pérdidas totales de las empresas del GFB las estima en 7 mil millones de dólares, a los que se agrega 8 mil millones de BF invertidos en los bancos, que según señala el abogado, fueron tomados por el Gobierno.

Esa intervención, sostiene Saldivia, dejó en la calle a 16 mil empleados del grupo de empresas.

De acuerdo al último informe emitido por Ganadería Portuguesa, para el año 2010 las ganancias de las tres fincas ganaderas, sin incluir la de cría de caballos Vista al Valle, estaría en el orden de 41 millones, 130 mil 156 bolívares fuertes, sumando al ganado bovino y bufalino.
No me asusta la maldad de los malos, me aterroriza la indiferencia de los buenos”

0 comentarios:

Subscribete via email

Introduce tu e-mail y recibe nuevas publicaciones en tu correo:

Impartido por FeedBurner

Nota: Confirma tu suscripción en tu E-mail. sino esta en bandeja de entrada, puede que este como spam

EXPRESATE!

Audio Video

Author

Buscar en el blog