No al Imperialismo

Todas las entradas

Contacto

Administrador:

ccc2008mcy@gmail.com

FRASES:

“Si la edificación del porvenir y su determinación definitiva no nos incumbe, conocemos, en cambio muy bien nuestra misión actual: me refiero a la crítica implacable de todo el orden existente, crítica implacable por qué no retrocede ante ninguno de sus resultados ni tampoco ante los conflictos con los poderes del día”
Carlos Marx


“El gobierno siempre se pone de parte de los poderosos defendiendo sus intereses, pero los intereses de los pobres los tiene que defender la propia comunidad organizada”.
P. Álvaro Ulcué.
Cabimas 2008. Con la tecnología de Blogger.

Social

Quienes Somos

Mi foto
“Yo he sido tierra desangrada y tan solo me han restañado mis heridas con el falso bálsamo de un utópico progreso donde la verdadera cultura ha sido nula. Mis hijos tan sólo se han contentado en ver alzarse tormentosos, chupadores de mi savia. Me han llenado de úlceras; pero hoy me he sentido con mi corazón repleto de alegría y esperanza ante la presencia de este evento que me ha traído un mensaje de un porvenir espiritual que redundará en progreso material, también. Así lo dice hoy la ciudad de Cabimas en este día glorioso”. Salvador Valero. Cabimas 1970.

Ultima Entrada

Una Opinión No-Cinematográfica EL HIJO DE SAÚL

Liberate

Entrada Popular

Se tu, SER

Recent Posts

Archivo del blog

Like on Facebook

Text Widget

Contact Us

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Recent Posts

PUEBLO ellos SON:

PUEBLO ellos SON:
NO te dejes engañar, un DISCURSO con otra ACCION = FASCISMO


Por: Pablo Hernández Parra 
Hay que mirar lo que hace y no lo que dice"
Las nueve horas de alocución del Sr Chávez el pasado 13 de enero ante la Asamblea Nacional donde, como Alicia en el País de las Maravillas, presentó la memoria y cuenta de un país que solo existe en la propaganda oficial y en las estadísticas manipuladas y fraudulentas de Giordani, Merente y  Eljuri .

Durante la maratónica alocución el Sr Chávez, con toda la “sinceridad” qué lo caracteriza en sus momentos de furor y éxtasis cada vez que bate un nuevo record Guinnes en materia de discurso, al final del mismo dio a conocer algunas claves sobre el pasado oculto del 4 de febrero de 1992 y declaró una vez más, sin que nadie se lo preguntara, sobre los verdaderos intereses de clase que defienden tanto él como su gobierno no solo desde 1999, sino en los días del golpe de estado del 4 de febrero de 1992.
Veamos algunas de estas históricas confesiones del Señor Chávez:

Primera confesión:
“…yo a veces oigo algunos Generales retirados de aquellos que conocimos nosotros muy bien, que salen por ahí hablar y me río muchas veces, salen algunos, la democracia, la democracia y resulta que alguno de ellos nos llamaron a nosotros para dar un golpe, el golpe de derecha pues estaba montadito, sobre todo después de Caracazo y algunos sectores civiles aupando, sobre todo sectores de la alta burguesía y algunos sectores incluso de los United State, a mi me abordaron en muchas ocasiones oficiales norteamericanos .

Es evidente que había un solo golpe de derecha, planteado desde 1982 y del cual formaban parte Santeliz, Carlos Santiago, Ochoa Antich y otros generales. Son estos los que captan a Chávez (especialmente Santeliz)  y a Arias Cárdenas. Santeliz por orden y gestión de Ochoa Antich es quien va a buscar a Chávez al Museo de la Planicie, cuando Carlos Andrés ya había decidido el bombardeo de ese Museo, lo que  provocó el  terror de Ochoa Antich que imploró una última oportunidad a CAP para rendir a Chávez.

Esta rendición la hacen solo dos personas: el General Santeliz y  el viejo conspirador de derecha Fernan Altuves  ante quienes Chávez se rinde. Son ellos  los dos personajes  que desaparecen a Chávez durante dos horas, desde su detención en el museo hasta su aparición en Fuerte Tiuna, y logran, contraviniendo la orden de CAP de no presentar ninguna declaración de Chávez sin censura previa, mostrarlo en vivo ante el país. Más tarde el mismo Santeliz felicitaría a Chávez por esa declaración que evidentemente fue preparada por ellos durante la mencionada “desaparición”.

Quien lea el libro de Ochoa Antich, así como las declaraciones y opiniones  de los diversos militares bolivarianos participantes del golpe entrevistados por Blanco Muñoz, verá claramente que todos se declaran anticomunistas y todos tenían sospechas o reservas de la participación de Generales en el movimiento.

Por ello la táctica de Chávez fue presentar su conspiración como COMACATE  ya que los comprometidos no querían nada con los Generales. En “La Rebelión de los Náufragos” y el libro de Ochoa Antich queda en absoluta evidencia la participación de éste y de Santeliz en la conspiración.

Son estos generales – amén de otros personajes- los que salvan a Chávez de una segura expulsión del ejército a causa de las tres delaciones por conspiración que se hicieron en su contra a lo largo de su carrera militar, la última de ellas en enero de 1992. Los Generales Peñaloza y Heinz Azpúrua conocen perfectamente de todo estos pormenores. Pese a las tres acusaciones, con testigos, contra Chávez este jamás fue frenado en su ascenso, y menos expulsado como si sucedió con William Izarra por una denuncia menor.

La participación de los Notables con Caldera y Uslar Pietri era conocida por todos, el famoso discurso de  aquél el 4 de febrero fue la coronación del golpe y el principio del fin de CAP.

Segunda confesión:
“Hace poco estaba yo contándole a alguien no sé, a José Vicente en una entrevista, cuando yo ascendí a teniente coronel allá a Barinas llegó el avión de la embajada de los Estados Unidos full de oficiales, a celebrar mi ascenso y recuerdo al coronel agregado militar y un grupo de oficiales con sus familiares y amanecimos hablando bajo una mata de totumo por allá en la costa de Paguey, y me preguntaban y qué es lo que hay y qué pasa por aquí, qué pasa por allá, ellos andaban detrás oliendo que ya el sistema político aquí no daba más y que algo iba a ocurrir y querían asegurarse que ocurriera algo en función de sus intereses y andaban buscando información y no sólo a mi Ortiz Contreras me dijo un día: oye me invitaron a un cena, que en paz descanse mi compadre Ortiz, Arias Cárdenas pero nosotros no éramos los jefes de ese golpe, no, eran generales y fuimos llamados varias veces. Cálmate Chávez, cálmate esto tiene su tiempo llegará el momento, tranquilo y yo a veces decía: entendido mi general” .

Esta confesión de Chávez es una ratificación de quienes abiertamente estaban y están detrás de Chávez. El coronel contacto de Chávez era  el coronel Hugo Poseí. El papel del gobierno de EEUU fue determinante en el golpe y explica mucha de las cosas oscuras que rodearon al 4 de febrero. Pero lo más sorprendente de esta confesión es que por primera vez en la historia de las conspiraciones en Venezuela la Misión Militar yanqui, o sus agregados militares de la embajada, va a felicitar públicamente a un teniente coronel  que como se sabía en la estrategia de la conspiración esta solo era posible cuando los involucrados tuvieran mandos de tropa.


Esto hay que analizarlo dentro de la estrategia norteamericana post guerra fría en América Latina, fin de la guerra en Centroamérica, periodo especial cubano y sus empresas mixtas, Consenso de Washington,  el nacionalismo petrolero de AD de vender CITGO y someter las finanzas de PDVSA a control del Banco Central, y la política impuesta por el FMI de privatizaciones, apertura petrolera, devaluaciones, etc. políticas que luego aplicara Caldera, el gran beneficiario del 4 de febrero.
Pero además hay que señalar que esta confesión de Chávez es un desmentido rotundo a las declaraciones y escritos de la Mata Hari Golinger quien trató de presentar el  golpe del 4 de febrero como un golpe que no conocía la embajada porque esta  fue engañada por “Chávez y sus hermanos”.

Como se ve la acción y el trabajo de los militares gringos era abierto y público. Y de esto jamás dijeron, ni dicen nada los Generales Ochoa Antich, Peñaloza, Azpurua, contralmirante Carratu  Molina y todos los que escriben y  hablan sobre el 4 de febrero para encubrir su complicidad o su supuesta negligencia.

Chávez dice que no eran los jefes de ese golpe y es verdad, ellos eran los ejecutores. Si triunfaban, los generales se adueñarían del gobierno en beneficio de los factores de poder: Banca, compañías petroleras e importadores. Esto explica porque el 17 de diciembre de 1991 el golpe es pospuesto por Chávez y Arias Cárdenas. Esta decisión crea tensiones dentro de los conspiradores, especialmente en los caso de Roland Blanco La Cruz y Antonio Rojas Suarez  quienes proponen hacerle un juicio a Chávez y fusilarlo.

En esta participación de los generales Ochoa Antich y Santeliz detrás del golpe de Chavez, en el libro de Ochoa Antich y en La Rebelión de los Naufragos”de Mirtha Rivero se encuentran numerosas claves de dicha participación, una que delata a Ochoa Antich, es una comunicación telefónica de Carmelo Lauria con el propio Ochoa Antich en pleno golpe de estado entre la una y dos de la madrugada. En el libro de Rivero, Carmelo Lauria al tener conocimiento del golpe y de que CAP está en Miraflores se comunica con Ochoa Antich:
“Fernando, ¿Que está pasando?
El gobierno esta caído-me contesta literalmente y mi mujer que estaba al lado mío es testigo.”

Era evidente que a esa hora aun los generales tenían la esperanza de que el golpe se consumara.

En el libro de Ochoa Antich, “Asi se rindió Chavez”, esta una interesante narración del propio Ochoa Antich cuando ya el gobierno de CAP tiene el control de la situación y él hace el primer contacto con Chavez buscando su rendición. Comenta Ochoa “En ese momento vi pasar al general Ramón Santeliz Ruiz, quien por iniciativa propia se había trasladado al palacio de Miraflores, por frente del escritorio del edecán del presidente de la República. Al verlo recordé que él era amigo personal de Hugo Chávez.

–“Chávez, aquí está el general Ramón Santeliz Ruiz. Lo voy a enviar a conversar con usted las condiciones para su rendición”.
–“De acuerdo, mi general”. 
Volviendo a la confesión: quién era el general que le decía “‘Cálmate Chávez, cálmate esto tiene su tiempo llegará el momento, tranquilo y yo a veces decía: entendido mi general” Indudablemente que era el general Santeliz, la eminencia gris dentro del CNE, el mismo que capta a Chávez para la conspiración y lo lleva como profesor a la Academia Militar en 1982.
Como se ve el subconsciente traicionó a Chávez cuando reconoce que había por lo menos un general que le daba las órdenes y  trazaba las orientaciones.
Tercera confesión:
“y a eso fue precisamente a lo que se refería el general en jefe Rangel Silva, que después le han dado hasta donde le ha dado la gana pues, él se refería ante una pregunta no sé quién fue el que te entrevistó, un periodista, qué pasaría aquí si llega un gobierno a perseguir a los militares, quién va a pensar que se van a quedar de brazos cruzados los militares pues, y a poner a qué jefes militares” 

Aquí está claramente expuesta la medida principal para una eventual transición en Venezuela. Chávez  les propone en forma de amenaza tanto  a la burguesía como a la oposición: Borrón y cuenta nueva con todos los militares ladrones, narcotraficantes y corruptos. Nada de tocarles el dinero y propiedades robadas por los Diosdado, Arne Chacón y toda la boliburguesía político militar corrupta. Se trata nada más y nada menos que de asegurarles un certificado de impunidad post-Chávez a todos los militares, y obsérvese que no metió dentro de esta “amnistía adelantada” al lumpen político que lo acompaña. ¿Serán que los “civiles” qué están robando con Chávez serán los chinitos de RECADI de la robolución en caso de una eventual derrota electoral o la muerte del líder?

Y sobre esta abierta defensa de la delincuencia militar y de la impunidad militar en Venezuela, ningún líder de la oposición, ni las ONG defensoras de los DDHH del país, se han pronunciado, aunque sea para decir esta boca es mía. En pocas palabras, los militares de este país son intocables y tienen patente de corso para el robo, saqueo y crimen.

Cuarta confesión:
Entonces en más de una ocasión a mí me ha tocado frenar, por eso lo digo sin pretensiones de ningún tipo saben, yo creo que incluso a la derecha venezolana, así lo digo y lo digo con mucha seriedad, no tiene nada esto de ironía ni mucho menos de cinismo, no, no, yo creo que todavía Hugo Chávez hace falta y yo creo que a la misma derecha venezolana le conviene que Hugo Chávez siga siendo el Presidente de Venezuela por un tiempo más…. A la misma derecha, analicen bien y sacaran sus propias conclusiones, sólo se los digo para la reflexión, los empresarios, los banqueros, la burguesía nacional, porque aquí tenemos que garantizar la estabilidad nacional, tenemos que garantizar la paz nacional.

Aquí sobran los comentarios, sencillamente Chávez se reconoce clara y abiertamente como siempre lo ha sido  un instrumento de las clases dominantes primero como militar y ahora como político “porque aquí tenemos que garantizar la estabilidad nacional, tenemos que garantizar la paz nacional”. Este el papel de todo gobierno y de todo presidente al servicio del orden establecido. Quién puede dudar ahora de a quién ha servido, sirve y servirá Chávez.

En noviembre de 1998 los EE.UU tenía un perfecto conocimiento de la situación en Venezuela  Steve Elner citando una reunión de analistas políticos del Departamento de Estado norteamericano  señala…, “algunos analistas políticos cercanos al Departamento de Estado señalaron que, como consecuencia de la victoria electoral de Chávez, los partidos tradicionales del país colapsaron como castillos de naipes. En un encuentro a puertas cerradas realizado en Miami en noviembre último, cuyo tema era "Predicciones sobre Venezuela", un analista político que ayudó a la CIA a preparar la reunión dijo: "Pese a que es un revoltoso, Chávez es lo que separa a Venezuela del caos político".
Como vemos ya en 1998, para la CIA y el gobierno norteamericano era perfectamente claro  el papel de bombero del Sr. Chavez en la solución a la crisis de gobernabilidad abierta en Venezuela desde los sucesos del febrero marzo de 1989.

Si a alguien le quedaba alguna duda de la verdadera esencia y misión de Chávez, la cual entre otras ha sido y es la de contener y apagar el fuego de cualquier levantamiento popular, como se constata indiscutiblemente en  estas históricas confesiones, en las cuales él mismo define su  papel: “créanme que a mí me ha tocado a veces el papel también de bombero, de frenar ímpetus incluso antes de la rebelión del 4 de febrero, porque esa historia es larga” Y este papel de matafuegos del capital, de su representante político y militar para contener la revuelta popular es la esencia de Chávez y del partido militar. Claro está este papel de salvadores del sistema nunca ha sido gratis, como en la época de los piratas y corsarios al servicio de los reyes de Inglaterra, Francia, Holanda o de los mercenarios estos cobran por su misión y miren que cobran caro.

Notas complementarias:
Para un excelente análisis sobre el papel los presidentes de Izquierda en América Latina, incluyendo Chávez, se pueden leer sin desperdicio los artículos de Manuel Freitas, de los cuales extraemos algunas citas:
“La funcionalidad opresiva del sistema capitalista de la era informática va por caminos sinuosos y retorcidos, y quiebra la lógica de comprensión basada en la realidad y en la práctica estadística de lo que hasta ahora conocimos como estrategia de dominación del hombre por el hombre ¿Cómo entender que el Imperio norteamericano -potencia regente unipolar del sistema capitalista- se haya apoderado del discurso del enemigo para construir una alternativa a su decadencia económica, política, social y cultural? 
Esto es, aprovechar políticamente el discurso revolucionario de la izquierda, vaciado de contenidos, para crear una nueva alternativa de "gobernabilidad" con el antiguo enemigo convertido en gerente "por izquierda" del estado burgués.
Hay un principio estratégico proveniente del campo militar que el sistema capitalista aplica en todos los niveles: al enemigo hay que destruirlo, controlarlo o asimilarlo. Por lo tanto, a una izquierda solo "revolucionaria" en el plano del discurso, sin referencias organizativas, doctrinarias y operativas de "toma del poder para cambiar el sistema", ya no hay que destruirla sino reciclarla, asimilarla, y convertirla en alternativa de poder dentro de las reglas y los contenidos del sistema capitalista. 

El imperio capitalista se asimiló al discurso de la izquierda, lo vació de contenidos transformadores y revolucionarios, y lo convirtió en marketing electoral alternativo a su propio engendro político: el neoliberalismo.

Despojada de todo contenido revolucionario la "nueva izquierda" (solo preocupada por el "poder formal" ejecutivo y parlamentarista del Estado burgués) se convirtió en útil y funcional al sistema que antes combatió con la idea de transformarlo y cambiarlo de raíz. El sistema capitalista tomó el discurso "antiimperialista y revolucionario" de la izquierda y lo adaptó a sus propias necesidades de sustituir a la derecha por la izquierda manteniendo la "gobernabilidad" del sistema.

Si Chávez, por ejemplo, quisiera llevar a la práctica real su discurso revolucionario tendría que sustituir al Estado burgués venezolano y a las estructuras del poder capitalista que lo sostienen. Concretamente, Chávez, para salirse del discurso vacío y concretar la revolución socialista y transformadora en Venezuela, tendría que expropiar (y sustituir con otro poder) al poder capitalista que controla el Estado burgués y las estructuras económicas, políticas y mediáticas en Venezuela.

¿Cuántos seguirían en ese objetivo a Chávez? Nadie. 
La estructura burocrática que acompaña a Chávez (léase funcionarios, partido, etc,) no es revolucionaria sino capitalista, y el Estado que gerencia Chávez no es un "Estado revolucionario" sino un "Estado burgués" de los bancos, petroleras y empresas trasnacionales que controlan (cualquiera lo puede verificar estadísticamente) el sistema económico productivo y el principal recurso estratégico del país: el petróleo.

Chávez, aunque quisiera, no podría llevar a la práctica su discurso revolucionario sin expropiar la propiedad capitalista y tomar por la fuerza al "Estado burgués", y los primeros que lo impedirían y terminarían con Chávez serían los que lo rodean y se valen del Estado burgués para concretar sus ambiciones políticas y económicas.

Chávez, y él lo sabe, no puede traspasar los límites del "discurso antiimperialista" para consumo mediático: el día que intente hacerlo el sistema se lo deglute como una mariposa. Todo lo que sostiene a Chávez (fuerzas armadas, policía, servicios de inteligencia, y/o estructuras burocráticas del Estado) no es de Chávez sino del sistema capitalista que se vale de él para controlar Venezuela dentro de los márgenes de la "gobernabilidad democrática".
Así como el Departamento de Estado y la CIA lo sacaron (golpe de abril del 2002) y lo restituyeron en el gobierno ante la "impresentabilidad" de los golpistas en el plano internacional, en el momento que Chávez intente otra cosa que no sea hablar, tiene los segundos contados en el gobierno. Los márgenes de Chávez para cosechar rentabilidad, fama mediática y poder político con el discurso de "izquierda antiimperialista" tienen un límite preciso: el día que lo trasgreda "Chávez fue"

Recomendaciones de John Maisto al gobierno de EE.UU sobre el gobierno de Chavez. Todas las citas son extraídas de Memoria y cuenta del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, ante la Asamblea Nacional Palacio Federal Legislativo, Caracas Viernes, 13 de enero de 2011.

http://www.gisxxi.org/noticias/transcripcion-completa-rendicion-de-cuentas-2011-del-presidente-hugo-chavez-rnv/
Vease el Libro de Ocoa Antich Äsi se rindió Chavez”. De dicho libro citamos la siguiente declaración del general Visconti “El pequeño grupo conspirativo que en 1983 creó la Asociación Revolucionaria de Militares Activos surgió en 1972. Su crecimiento fue muy lento. Yo fui invitado a formar parte de esa logia militar desde su fundación. Al principio sólo captamos oficiales de la Aviación. Posteriormente consideramos necesario ampliar nuestro grupo a las otras Fuerzas. En ese esfuerzo nos relacionamos con un grupo del Ejército. Recuerdo algunos nombres: Ramón Santeliz Ruiz, Carlos Santiago Ramírez y Alexis Sánchez Paz”.

Confesion del propio Chavez en el libro Habla el Comandante, de Agustin Blanco Muñoz. Comandantes, mayores, capitanes y tenientes. Dentro de los conspiradores este era el único que planteaba una salida socialista a la crisis, tal vez por eso lo sacaron de la conspiración y del ejercito.

Ídem. Véase un artículo del autor que trata sobre este punto en http://www.soberania.org/Articulos/articulo_5075.htm Mirtha Rivero, La Rebelión de los Náufragos, Caracas, Noviembre 2010, pág. 210.

F. Ochoa Antich, “Así se rindió Chavez”, Caracas, 2007, página 156. Hasta el 2010 el general Santeliz permanecía en el CNE Ídem.

La política exterior de Venezuela: Desafío en la frontera sur, por Steve Ellner. http://marting.stormpages.com/lapol.htm. Subrayados nuestros

0 comentarios:

Subscribete via email

Introduce tu e-mail y recibe nuevas publicaciones en tu correo:

Impartido por FeedBurner

Nota: Confirma tu suscripción en tu E-mail. sino esta en bandeja de entrada, puede que este como spam

EXPRESATE!

Audio Video

Author

Buscar en el blog