No al Imperialismo

Todas las entradas

Contacto

Administrador:

ccc2008mcy@gmail.com

FRASES:

“Si la edificación del porvenir y su determinación definitiva no nos incumbe, conocemos, en cambio muy bien nuestra misión actual: me refiero a la crítica implacable de todo el orden existente, crítica implacable por qué no retrocede ante ninguno de sus resultados ni tampoco ante los conflictos con los poderes del día”
Carlos Marx


“El gobierno siempre se pone de parte de los poderosos defendiendo sus intereses, pero los intereses de los pobres los tiene que defender la propia comunidad organizada”.
P. Álvaro Ulcué.
Cabimas 2008. Con la tecnología de Blogger.

Social

Quienes Somos

Mi foto
“Yo he sido tierra desangrada y tan solo me han restañado mis heridas con el falso bálsamo de un utópico progreso donde la verdadera cultura ha sido nula. Mis hijos tan sólo se han contentado en ver alzarse tormentosos, chupadores de mi savia. Me han llenado de úlceras; pero hoy me he sentido con mi corazón repleto de alegría y esperanza ante la presencia de este evento que me ha traído un mensaje de un porvenir espiritual que redundará en progreso material, también. Así lo dice hoy la ciudad de Cabimas en este día glorioso”. Salvador Valero. Cabimas 1970.

Ultima Entrada

Una Opinión No-Cinematográfica EL HIJO DE SAÚL

Liberate

Entrada Popular

Se tu, SER

Recent Posts

Archivo del blog

Like on Facebook

Text Widget

Contact Us

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Recent Posts

PUEBLO ellos SON:

PUEBLO ellos SON:
NO te dejes engañar, un DISCURSO con otra ACCION = FASCISMO
Barinas 8 de noviembre de 2009

De un compañero campesino barinés para el señor Ramón Elégido Sibada Magoya.
Tuve la oportunidad de conocer personalmente a Magoya desde el primer día que me incorporé a la guerrilla, ya que fue él con el primer guerrillero con que conversé formalmente y le plantié la idea de incorporarme a la lucha revolucionaria. Esto se dio en mi propio caserío donde nací y me crié, delante de varios campesinos, muchos de ellos familiares míos. Apenas contaba con 16 años de edad ese 26 de junio de 1967 siendo comandantes de la columna Luben Petkoff y Rafael Farías Salcedo.
En la columna la mayoría éramos menores de 35 años; Lorenzo Ordoñez, el Gato, era el menor de todos: tenía 14 años, natural de Aroa Estado Yaracuy. A los 7 días de estar enguerrillados se produjo la primera escaramuza con el ejército. Mi responsable inmediato era el camarita, Daniel Buitriago.
Magoya, aunque pertenecía a la vanguardia, siempre estaba pendiente de todos los que estábamos recién incorporados y por su condición de campesino era el líder indiscutible de todos los que allí estábamos. Tenemos que diferenciar la condición de líder con la de jefe, Magoya era un jefe natural hasta un momento determinado y cuando llega a ser el jefe del Frente José Leonardo Chirinos en la parte militar, porque políticamente siempre tuvo conducido por los lineamientos filosóficos y políticos del partido PRV y Douglas Bravo que era el Secretario General del Partido y Comandante en Jefe de las FALN.
Magoya, siempre fuiste un abnegado combatiente, amigo y comandante. Aún en los momentos más difíciles de los tantos que se nos presentaron, siempre con tu ejemplo y tu claridad a continuar la lucha, todos estábamos prestos a enfrentar cualquier dificultad tanto en lo político como en lo humano. Siempre nos decías: tengamos mucho cuidado, ojo pelao con las desviaciones políticas e ideológicas ya que el capitalismo se disfraza de cualquier forma y lo primero que hace es dividir las fuerzas revolucionarias y el gran perdedor es el pueblo. Por lo tanto nosotros deberíamos morir peleando con las botas puestas y el fusil en las manos porque según tú esa era la única garantía que tenían los pueblos para la conquista de su liberación. Visto de esa manera, esta propuesta de Magoya era totalmente lógica. Pero hoy viendo la situación en que se encuentra el país, tanto económica como políticamente, a mi entender creo que las cosas no han cambiado mucho y es por eso que yo me lleno de asombro cuando veo a aquel hombre tan claro, tan definido, tan irreverente ante las injusticias en contra de las grandes mayorías y especialmente los pobres de este país, mi país, tu país, cuando te veo alabando todas las “travesuras” del presidente con sus políticas entreguistas que no es otra por la desarrollada en el Art. 5° de la Ley de Nacionalización Petrolera de Carlos Andrés Pérez en 1975, luego profundizada por Caldera II con la política de apertura petrolera y ratificada por el presidente Chávez en el Art. 299 de la CRBV donde se establece la libre competencia y la iniciativa privada y el 303 con las empresas mixtas. Camarada Magoya, no se te olvide que los dos combatimos este principio filosófico y político de parte de las trasnacionales que siempre han ido en detrimento y búsqueda de la recolonización de nuestro pueblo.
Yo, que estoy inmerso en el pueblo los 365 del año, viendo cómo come, cómo duerme y cómo vive, porque yo soy entrañablemente parte de ese pueblo que sufre, llora y canta, pero que con ese cantar está expresando la profunda arrechera del gran engaño al que fue y sigue siendo sometido cuando le hablan de revolución y libertad. Afortunadamente tengo conciencia de la situación de esos disfraces del capitalismo de los cuales tú hablabas en la montaña. Cuando me recuerdo de tantas reuniones de forma permanente, tertulias y conversaciones que hacíamos en la montaña en relación a tantas injusticias que los diferentes gobiernos cometían con nuestro pueblo, con lo que hoy por hoy sucede en la vida diaria, me parece que no hay mucha diferencia.
Magoya, en cuál de los tantos morrales que utilizaste en los años que estuviste en las montañas dejaste guardadas cada una de esas actitudes que yo te conocí, la claridad política e ideológica, tu valentía como guerrero, tu osadía en el combate, tu irreverencia para con los enemigos del pueblo. Magoya, yo estoy dispuesto a ir a buscar ese morral donde tú dejaste guardado ese cargamento de valores que a cada uno de nosotros nos infundías. Y digo que estoy dispuesto y ganado para irte a buscar ese morral porque solamente tú sabes donde lo dejaste. Como juntos trillamos las montañas de este país desde las sabanas de Barinas y Portuguesa, las montañas de Lara, Trujillo, Yaracuy, Cojedes y Falcón, yo puedo ir a traerlo, por supuesto si tú me dices dónde lo dejaste guardado, porque a los guerrilleros que anduvimos contigo nos da la impresión que tú botaste ese morral, y si eso fue así es muy doloroso porque dentro de ese morral iban anhelos y sueños de muchos venezolanos y venezolanas. Cuando hago estas reflexiones estoy pensando en Fabricio Ojeda cuando él abandonó el curul de diputado y se fue para las montañas a correr los riesgos que corre el pueblo. No le importó su estatus político y social. Como punto de honor puso que él no podía formar parte de una revolución permitida.

Magoya, nuestro pueblo siempre ha sido aspirante a la libertad y por esas cosas del destino fue un paisano tuyo quien irrumpe con la primera rebelión libertaria sin ninguna influencia occidental; me refiero a José Leonardo Chirino y estoy seguro que tarde o temprano el pueblo buscará la forma de quitarse estas cadenas y para ello apelará a sus símbolos de pelea; José Leonardo, Argimiro Gabaldón Chimiro, Fabricio Ojeda, Miguel Noguera, el Negro Choropo, Ridel Colina, Noel Ávila G., Pancho Alegría El Indio y tantos otros y otras, y los que aún viven Douglas Bravo, el Flaco Prada, Laura Pérez Carmona, Enrique Contreras, Francisco Ferrer…

No somos quién para juzgarte, pero será la historia la que se encargue de darle la razón a uno o al otro.

Luchar hasta vencer
Oscar Montilla
El Teniente Nelson
Invitacion

0 comentarios:

Subscribete via email

Introduce tu e-mail y recibe nuevas publicaciones en tu correo:

Impartido por FeedBurner

Nota: Confirma tu suscripción en tu E-mail. sino esta en bandeja de entrada, puede que este como spam

EXPRESATE!

Audio Video

Author

Buscar en el blog